Con el evidente auge del 3D en el cine (algo innecesario en muchísimas películas, por cierto), las televisiones han tenido que adaptarse a todo esto y desde hace tiempo hemos experimentado un cambio radical en la tecnología de estas y en su calidad de imagen, a la par que en los servicios que empiezan a ofrecer.

Para empezar, hay una gran diferencia entre los dos tipos de 3D que nos ofrecen estas nuevas televisiones. Hay un formato de 3D, denominado activo, para el que se necesitan gafas específicas con batería recargable que van trabajando con la imagen que reciben de la televisión. Estas gafas son más caras que el resto, pero ofrecen una calidad de imagen incomparable, aunque pueden llegar a cansar más la vista que el otro tipo de 3D. El otro, el pasivo, es el más parecido al que podemos experimentar en el cine, las gafas son las mismas, valdría cualquiera y no son para nada caras. Por contrario, la imagen no llega a ser de tan buena definición. Ambos tipos de televisiones tienen un servicio que permite convertir cualquier imagen 2D a 3D. Vamos, que si queremos podemos ver a Matías Prats en tres dimensiones, pero en la práctica este conversar tan solo ofrece una cierta profundidad innecesaria de la que te acabas cansando. Para disfrutar realmente de una buena imagen 3D, necesitaremos una película específica en 3D, ahora ya estaríamos aprovechando esta característica.

Puedo hablar tanto de la experiencia de ver una película en 2D convertida a 3D, como de la de ver una película 3D original.  Cuando en TVE dieron Forrest Gump, probé a convertirla a 3D, y no hay que negarlo, se veía increíble. Aunque no fuera el mejor 3D que podemos echarnos a la cara, la imagen ganaba en color y en definición. Otra cosa es que merezca la pena que se te canse la vista y tengas que estar con las gafitas dos horas. La película original que vi en 3D fue Inmortales y merece la pena, es una tercera dimensión real, aunque si estás acostumbrado a haber visto películas 3D en el cine, echarás de menos ese tamaño para ciertos efectos. Por supuesto, tu televisión no será nada sin un buen reproductor Blu-Ray  o una Play Station 3.

Vamos, que el 3D es un capricho puntual y que no va a ser vital en tu día a día.  Pero la imagen de cualquiera de estas televisiones que ya casi no se pueden llamar así, merecerá la pena. En mi caso, hablo de una Smart TV de Samgung. Bajo mi punto de vista Samsung está haciendo lo mejor en cuanto a diseño e imagen con su gama “Smart TV”. Lo malo, que te sale una de estas cada dos días… Te gastas más de 1000 euros en una televisión para que  a la semana siguiente esté obsoleta.

Otra de las características de estas nuevas televisiones es su conexión a televisión y la integración de aplicaciones como Twitter o Facebook, o incluso Skype, para hacer videollamadas en verdadero FULL HD. Son complemente que se acaban agradeciendo si se plantean bien, pero estas TV’s carecen de una experiencia de usuario óptima que te llame a navegar por Internet en vez de con tu ordenador o tablet. Apple podría cambiar eso si se decide a sacar una televisión propia de la marca que se adapte a si filosofía. Por fin tendríamos una televisión 2.0 con la que navegar, ver vídeos en Youtube y consultar nuestras redes sociales. Por el momento, a esperar y a disfrutar de imágenes impresionantes, de buenos diseños, y de la llegada del 3D a nuestro salón.

2 Responses

  1. Juan

    Ya que éste artículo fué escrito ayer y las tvs 3D ya hace unos años que están en mercado,yo pienso que el futuro será que se pueda ver 3D sin gafas,se puedo hacer la nintendo 3DS en grande tranquilamente,,cualquier mejora en tecnología parece impensable,pero toda avanza y al final se consigue,quién iba a decir que una tv hoy día tiene un grosor de 2-3 cms? ,,Lo dicho ,falta menos para poder ver 3D sin gafas aunque el 3D no sea nativo.

    Responder
    • Aingeru Herrera Lombraña

      Claro que sí Juan! Obviamente es muy aparatoso andar con las gafas para un lado y para otro pero todavía creo que esa tecnología 3D sin gafas es algo difícil de trasladar a televisiones de 50 pulgadas. De momento tendremos que conformarnos con unas gafas activas, que es con las que mejor definición se consigue, y esperar a que llegue a nuestros salones esa futurística opción que tú planteas!
      Gracias por comentar! Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.