Two Mules and a Rainbow, blues y rock&roll

La séptima edición del Inkestas Rock Festival se celebró durante tres días (27, 28 y 29) del pasado septiembre. El jueves, viernes y sábado todos los amantes del rock se reunieron en el bar El Peñón de Sopelana. El evento reunió a una veintena de bandas, principalmente de la zona de Uribe Kosta. Rise To Fall fueron cabecera del cartel. Además, actuaron Nodrama, El Niño Katana, Surf Is Dead o Marmoka Baltza, entre otros. Pero nada como la actuación memorable y que sorprendió a los asistentes, de los hippies Two Mules and a Rainbow.

Así son TWO MULES AND A RAINBOW:

Por Mondo Sonoro: «Este trio vizcaíno de guitarra, bajo y batería forma parte de la escena vasca más fiel al blues-rock&roll setentero de vieja escuela. Su música les declara fans de The Black Crowes, y el nombre de la banda, no es ninguna invención loca, si no una de las canciones del primer disco en solitario de Marc Ford (‘It’s about time’). Cuentan con la ventaja de una voz perfecta para los matices acampanados, además de fuerza y carisma.»

Por Conciertos Ultrasónicos: «Salieron victoriosos con su elegante blues-rock. Los tres excelentes músicos consiguieron que el público congregado escuchara su música, un hecho que no suele pasar. Ya se sabe que pocos disfrutan del grupo telonero y nadie les hace caso o están de espaldas a ellos. Afortunadamente estos chicos consiguieron captar la atención con sus canciones que influenciadas por clásicos como Muddy Waters, Deep Purple o Jimmy Hendrix del que para acabar hicieron una estupenda versión de su canción Voodoo Child. Two Mules and a Rainbow se deben convertir en una referencia del blues vasco ya que atesoran mucha calidad como músicos y poseen una voz perfecta. Markel Quilós Feijoo sabe dar los matices que necesita cada canción y tiene fuerza y carisma a parte de dominar cada punteo de guitarra. Llevan poco más de dos años juntos pero están tan bien conjuntado que parece que llevan más años tocando juntos.»

Sin duda alguna, este trío de Arrigorriaga (Markel cantante y guitarra, Jorge bajo y Said -el cual ya escribió un artículo sobre el Rock&Roll en pepucomag- batería) formado allá por 2008, sigue dando mucho que hablar. En cada concierto o aparición en público, hacen que el boca a boca se extienda con una facilidad increíble: ‘¿has visto a ese tío que toca la guitarra con los dientes?’. Las caras orgásmicas de Markel al tocar la guitarra, así como sus giros y acordes por detrás de la cabeza, el sentimiento que le pone Jorge al bajo y la fuerza y energía de Said con los platos, hacen de ellos un grupo único. La gente sale encantada de sus conciertos, y siempre se quedan con ganas de más. Y eso, precisamente, pasó en el INKESTAS ROCK FESTIVAL, en aquel local ambientado con luz tenue y una vieja alfombra hippie. Voodoo Child de Jimi Hendrix, fue la última canción con la deleitaron a su público. Pero sus propios temas fueron también obra de muy buen gusto. Merecidos aplausos y ovaciones para Two Mules and a Rainbow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.