Fecha: 8 de Diciembre 2012

Recinto: Sala Santana 27 (Bolueta, Bilbao)

Aforo: Casi completo

“Nosotros somos como un buen bocata de jamón ibérico. Los Coronas somos el pan y Arizona Baby son el jamón ibérico” – David Krahe (Corizonas)

Malasaña unos años atrás. En una taberna del barrio madrileño, vestido de punta en blanco y con una chapa de Black Sabbath se encuentra Javier Vielba. A su lado Rubén Marrón. Los dos pertenecen a la banda vallisoletana, Arizona Baby. El primero es la voz cantante, el frontman del grupo, mientras que el segundo lleva la parte acústica. Juntos esperan la llegada de Javier Pardo, fundador junto con David Krahe de una de las bandas surf rock mas importantes de España, Los Coronas. El motivo de este encuentro es una posible unión de la dos bandas. El desencadenante, la mencionada chapa de Vielba. Tras una larga y tendida charla acerca de música y cine se forma, Corizonas. Así lo contaba Pardo delante de su público el pasado sábado en la Sala Santana 27 de Bilbao.

Juntos sacaron a la venta un LP con cuatro temas, titulado Los Coronas & Arizona Baby. Giraron bajo el lema Dos bandas y un destino. Lo que empezó como un guiño al cine tanto musical como audiovisual, terminó por consolidar a una superbanda que se pasó a llamar Corizonas.

Su disco lanzado en 2011 bajo el nombre de “The News Today” les condujo al BBK Live el pasado mes de julio. Cinco meses después vuelven a Bilbao. Esta vez con un LP titulado “I Wanna Believe” de tan solos tres canciones. Corizonas nos visitan para despedirse de la gira del 2012 que les ha hecho crecer como banda y personas, aún más si cabe.

Corizonas (2012)

 

Alrededor de las 21.30h de la noche comenzaba el desfile de músicos hacia el escenario. Encabezado por Ruben Marron (guitarra acústica) le seguían David Krahe (guitarra), Roberto Lozano “Loza” (batería), Javier Vacas (bajo), Yevhen Riechkalov (trompeta), Fernando Pardo (guitarra) y Javier Vielba (voz y guitarra). Fue un concierto plagado de guiños al cine. Tras ellos, una pantalla gigante proyectaba imágenes del género western y de época, además de vídeos musicales. Algunos te hacían revivir los sesenta.

La complicidad que tienen sobre el escenario es tan grande, que cualquiera diría que llevan solo tres años juntos. En una hora y cuarenta y cinco minutos dio tiempo para mucho. Sonaron canciones de su último disco, como “I Wanna Believe” y “I’m Alive”, también los singles ” Run to The River”, “Hey Hey Hey” (The News Today) y “The Deceiver”. Como viene siendo habitual versionaron “Supernaut” de Black Sabbath y “Wish you were here” de Pink Floyd. Ambas llevadas a su terreno, ni que decir tiene que sonaron de maravilla. El público se lo estaba pasando en grande con el concierto, pero todavía quedaba la parte de los bises. Interpretaron el aclamado tema de Arizona Baby “Shiralee” donde el público se atrevió a corear el estribillo. Los asistentes pedían más y los Corizonas dieron mucho más. Antes de marcharse pusieron a bailar a todo el público, al más puro estilo “guateque”. Interpretaron canciones como “Hiedra venenosa”  de Los rebeldes del rock. Corizonas se despidió entre bailes y risas. Los que aun querían más pudieron disfrutar del setlist que pincharon David Krahe y Fernando Pardo hasta altas horas de la madrugada en la Sala Black de la Fever (Bilbao).

Joshua Durán y Ane López de PEPUCOMAG con Javier Vielba (voz y guitarra de Corizonas) en Fever Bilbao

 

Una gira que llega a su fin. Esperemos que esta sea una de las muchas veces que veamos a Corizonas subidos a un escenario. Grupos como estos son los que hacen falta. Si tenéis la oportunidad de verles, no la dejéis escapar. Os dejamos dos de sus singles:

I Wanna Believe:

Run to the River:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.