En un pequeño local en la calle Urquijo numero 16 de Las Arenas nos espera con una enorme sonrisa Patricia Gallego, una auténtica artesana de la sombrerería que nos abre las puertas de su tienda-taller. Ella describe su taller como “La sombrerería de toda la vida adaptada a los nuevos tiempos” y, es que, Patricia se ha formado en todas las técnicas artesanales que se utilizan en la confección de sombreros y tocados. A partir de éstas, se encarga de readapta sus piezas a los nuevos tejidos y a las nuevas tendencias.

Texto: Ane López

Fotografías: Lucía González Panizo

DSC_0001

Patricia estudió Psicología, e incluso llegó a trabajar en una Fundación, pero siempre le rondaba la idea de diseñar, crear y confeccionar, mostrando un gran interés por los complementos en especial. De esta manera, decidió dar un vuelco a su carrera y formarse como diseñadora y patronista para después especializarse en tocados y sombreros. Estudió en Madrid y, más tarde, se trasladó a Londres donde trabajó en un taller de sombreros durante 4 años. Allí tuvo la oportunidad de aprender el oficio desde cero y se empezó a plantear crear su propio negocio.

DSC_0003

Hace tan solo un año pudo hacer realidad su sueño y abrió su tienda-taller en un local a pie de calle cara al público, con un concepto de tienda exclusivo de cita previa, en el que las clientas acuden con sus vestidos y ella les ofrece consejo y asesoramiento de manera totalmente exclusiva.

DSC_0016

Patricia destaca que el diseño completamente personalizado de sus piezas es lo que hace destacar su tienda-taller y considera que no es fácil encontrar a alguien que, como ella, lo haga tan a medida. Además, dispone de un asequible servicio de alquiler. Su proceso de trabajo es complicado y requiere muchas horas de trabajo. Parte de hormas de madera, después viene la plancha, la forma, el secado… Utiliza materiales de gran calidad y otros exclusivos como plumas vintage que compra en sus viajes.

DSC_0021

Según ella, hay una gran diferencia entre los tocados y sombreros que demanda la clientela joven y los que demandan las señoras de mayor edad. La juventud se arriesga decantándose por grandes tocados, alas
grandes y bandeaus. Las madres prefieren un estilo más clásico aunque también las hay que arriesgan. El rango de edad de sus clientas va desde los 18 años hasta los 80 o más. Los precios de sus tocados rondan los 160 euros, mientras que los sombreros están alrededor de 40 euros.

DSC_0017

Su inspiración surge del contacto con los materiales y los tejidos, aunque confiesa que el extranjero es una gran fuente de inspiración – sentarse en una cafetería y ver pasar gente es una de sus mayores
aficiones a la hora de inspirarse -. También dispone de numerosos libros y revistas antiguas de sombreros, los cuales consulta de vez en cuando. Esta diseñadora aporta un toque vintage a sus piezas pero nunca dejando de lado las tendencias del momento y las necesidades y gustos actuales. Asegura que los tocados y sombreros también tienen sus propias tendencias – por ejemplo en los materiales – siendo el fieltro y el terciopelo protagonistas del invierno y la paja del verano. Cuando le preguntamos si considera que el mundo anglosajón ha ejercido una gran influencia en el mundo de los tocados asegura que sí.

DSC_0011

Ahora se plantea abrir un portal online próximamente en el que venderá y prestará sus servicios de alquiler de sombreros y tocados, aunque ella destaca que en el caso de la sombrerería es necesario ver, tocar y probarse antes de adquirir una pieza.

DSC_0014

Desde luego lo que está claro es que las piezas de Patricia Gallego son exclusivas y todas absolutamente preciosas. Es casi imposible no quedar satisfecho con tu pedido y cada tocado tiene algo especial que hace que no puedas dejar de mirarlos. Os animamos a que pidáis una cita con Patricia y os introduzcáis en su mágico mundo de los sombreros.

Una Respuesta

  1. Catalina Ramírez

    Hola, me llamo Catalina y soy de Chile y en tres meses más me voy a vivir a Londres y estoy muy interesada en hacer un curso de tocados y me gustaría que me pudieran dar algunos datos.
    Gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *