El músico irlandés que ganó un Óscar y la dulce voz que hacía los coros

Glen Hansard decidió embarcarse en ‘Rhythm and Repose’ -su primer álbum en solitario- tras ganar un Óscar por su canción ‘Falling Slowly’ en 2007. Lisa Hannigan dejó de hacer los coros a Damien Rice para sumergirse en canciones propias. Ahora, Glen y Lisa viajan juntos, presentando sus respectivos trabajos.

El Kafe Antzokia de Bilbao hacía tiempo que no se veía en una igual. Lleno hasta los topes, acababa de hacer un SOLD OUT y vivió una auténtica fiesta irlandesa. Puede que fuera la lluvia la que arrastró a los bilbaínos a pasar la tarde de un jueves encerrados, o los actos ‘románticos’ que suponen un 14 de febrero… O quizá simplemente fueran esas dos voces intensas, la de Lisa Hannigan y Glen Hansard, las que movieron a una gran multitud desde diversos puntos del norte de España al Kafe Antzokia.

Lisa Hannigan en el Kafe Antzokia de Bilbao

Lisa Hannigan en el Kafe Antzokia de Bilbao

Luces tenues, ruido de vasos desde la barra del bar y cuchicheos leves. ‘¡Me han dicho que la chica que telonea a Glen canta muy bien!’ Y es que en realidad, pocos conocían a la encantadora Lisa Hannigan, irlandesa y de voz adorable, conocida por hacer los coros al también irish Damien Rice.

En el escenario vagamente iluminado del Antzokia, aparece a las nueve en punto una bella Lisa, ataviada únicamente por un vestido azul oscuro que le tapa las rodillas. Sonríe tímidamente al público, que la recibe entre un mar de aplausos. Hannigan se pasa la mano por su larga melena, coloca cuidadosamente varios mechones detrás de su oreja, y coge una mandolina, dispuesta a comenzar un exquisito recital. Los asistentes enmudecen al escuchar su voz, aguda y dulce, y miran a Lisa embobados. Al finalizar su primera canción, la artista da las gracias en castellano y vuelve a sonreír… pero es excesivamente tímida y eso hace reír al público. La ternura que desprende es realmente impresionante, y su voz es maravillosa. Sorprende con temas pegadizos y tranquilos, como ‘Lille‘, ‘Knots’ o ‘Flowers’. Faltan adjetivos para describir el portento que es. Mandolina, ukelele o guitarra, Lisa no tiene problemas para hacer suyo el escenario y encandilar a todos y cada uno de los que allí estábamos.

Sonrisas, palmas descoordinadas por parte del público y ternura a raudales. Y así fluye una noche repleta de encanto. Con la voz de Lisa Hannigan resonando en nuestras cabezas y con ganas de más, irrumpe en escena Glen Hansard, con un gorro de lana que se quita dejando al descubierto sus rizos pelirrojos. El público está excitado, y Glen comienza con ‘You Will Become’ para darnos la bienvenida a su show.

Glen Hansard con su banda, en el Kafe Antzokia de Bilbao

Glen Hansard con su banda en el Kafe Antzokia de Bilbao

Sin duda, la formación de la banda de Glen Hansard era envidiable. Además de bajo, guitarra, batería y teclas, Glen contaba esa noche -junto a él en el escenario- con una sección de vientos compuesta por trombón, fiscorno y saxofón. Además, un excelente cuarteto de cuerda procedente de Bilbao tuvo el honor de integrarse con los irlandeses y unirse a la banda para tocar en directo ese 14 de febrero en la villa.

Sus guitarras de madera rota, sus gritos desgarradores y su sentimiento al cantar, son factores que hacen disparar los corazones de los fans de Glen Hansard y que los aplausos no cesen. ‘Maybe Not Tonight’ o ‘Love Don’t Leave Me Waiting‘ son dos grandes momentos del concierto, cuando los doce músicos se funden en un perfecto y encantador sonido. Entre canción y canción no se olvida del público, y nos cuenta historias de cuándo fue escrita y en qué circunstancias. Así sucede con ‘Talking with the Wolves’, donde un Glen cercano y sonriente hace un monólogo -con humor irlandés incluido- frente al micrófono, guitarra en mano, antes de ponerse a cantar. Sorprendió al tocar una perfecta ‘Low rising’ de su anterior formación musical, The Swell Season.

Puede que el momento ‘Falling slowly‘ fuera el de mayor ’emoción fanática’ del concierto. El público volvió a sentir escalofríos y verdadera emoción cuando las voces de Glen y Lisa decidieron unirse. Sin duda, bordaron este tema. Con Hansard a la acústica, el pianista a las teclas y los cuatro bilbaínos a las cuerdas, unidos además a la melosa voz de Hannigan, la balada fue perfecta. La canción ‘Cayendo Lento’ pertenece a la banda sonora de la película ‘Once’, interpretada por los cantantes y protagonistas del film Glen Hansard y Markéta Irglová. La canción ganó un premio Óscar en la categoría de ‘Mejor Canción Original’ en el año 2007, así que vivirla en vivo y en directo fue un sueño para muchos de los asistentes al concierto en Bilbao.

Tras más de dos horas y media sin parar, llegaron los bises que animaron aún más -si cabe- a la gente. Glen volvió a salir él solo al escenario, improvisó una canción en acústico y luego le acompañaron el bajista, guitarra y batería, en otra versión a capella. Y aunque pareciera que el momento de marcharse ya había llegado, Glen Hansard y Lisa Hannigan nos volvieron a sorprender juntándose de nuevo. Decidieron así poner un final feliz a aquella fiesta irlandesa que habían organizado. Se juntaron los 12 músicos de Glen y la adorable Lisa para cubrir la primera línea del escenario, todos seguidos, con guitarras en sus manos y uniendo sus voces, cantaron sin necesidad de micros. Al son de la bella melodía del ‘Passing Through‘ de Leonard Cohen, nos hicieron cantar y bailar en un pasacalles que realizó la banda junto con Lisa, pasando entre el público y provocando sonrisas, por todo el Kafe Antzokia, incluyendo el piso superior.

Un perfecto desenlace para una fiesta auténtica llena de emoción, en la que hubiéramos seguido sin dudarlo acompañados de la admirable Lisa y Glen, el gran Glen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.