Un miércoles cualquiera del Noviembre bilbaíno, Ignacio Del Campo nos recibe en su restaurante. Hace frío y no deja de llover, pero al entrar en el ‘Coppola, Pizza & Music’ de Bilbao todas nuestras preocupaciones se evaporan. Hace calorcito y la estética del local nos hace sentir como en casa. ¿Y qué mejor para empezar que un buen aperitivo? Una copa con un toque cítrico y un cuenco de aceitunas. Ignacio nos invita a sentarnos en “el salón”, una gran mesa de madera hecha a mano, al lado de la cristalera que da a la calle. Estamos en el restaurante más acogedor de Bilbao y, solo de pensar que nos espera un menú degustación elegido por el excelente gusto culinario de Ignacio, se nos hace la boca agua.

DSC_0256

Lucía González y Ángela Saiz (PEPUCOMAG) en el restaurante COPPOLA Bilbao

Pegando deliciosos sorbitos a nuestras copas, hablamos del Londres bohemio, de los primeros éxitos de Jarabe de Palo y de la comida italiana.  “¡Vaya mezcla!”, diréis. Y es que con Ignacio la confianza va en aumento a medida que charlas con él y los temas no faltan en nuestro encuentro. Antes de centrarnos en su restaurante ‘Coppola’, Ignacio nos cuenta un pequeño secreto: él es también fundador del bar ‘Momo Las Arenas. Estudió Empresariales, consiguió un trabajo y lo dejó todo para juntarse, hace 9 años, con David Gago y Charlie. En el antiguo ‘Tatos’ tuvo lugar el emplazamiento del nuevo bar. La historia del nombre del Momo es la de ‘los malvados hombres grises’, que querían comprar el tiempo a las familias. Había una dulce niña vagabunda que sabía escuchar a la gente y les hace ver el valor del tiempo; decía “no importa lo que cueste el tiempo, lo importante es estar con los que quieres”. Por eso, Momo Las Arenas es el sitio ideal para conciertos y amigos, donde el tiempo no tiene precio. Hace más de 4 años que Ignacio dejó ese proyecto para llevar a cabo otras iniciativas; ¡un hombre emprendedor con ganas de mejorar Bizkaia con sus ideas! Y Coppola, no es para menos.

DSC_0174

El restaurante ‘Coppola, Pizza & Music’ en la Calle Barraincua nº 6, Bilbao

El 23 de Mayo de 2013 se inauguró en Bilbao el restaurante ‘Coppola, Pizza & Music’ en la Calle Barraincua nº 6. Todo nació una noche de copas en la capital madrileña, cuando Ignacio descubrió con un grupo de amigos “un local de pizzas a cualquier hora” llamado Mastropiero. Eso inspiró a Ignacio a crear su propio restaurante y llamarlo ‘Coppola’, que fue en parte porque “los nombres con ‘o’ tienen una esencia especial”. Crear un logo con una corchea musical fue la mejor idea que tuvieron, y así se convertiría en ‘Coppola, Pizza & Music’, un restaurante italiano en Bilbao donde estaría siempre presente la buena música.

Coppola ha ido mejorando desde su apertura. Primero, se centraron en perfeccionar las pizzas italianas; ellos mismos maceran la masa de la pizza, todo con paciencia, cuidado y gusto. Ignacio nos cuenta el secreto de las pizzas del Coppola… y es que es sorprendente darte cuenta de que en este restaurante ¡NO HUELE A PIZZA! “Se debe a que usamos los mejores ingredientes y la mozzarella es de alta calidad, ¡por eso en Coppola no hay ese rastro de olor a pizza por el aire!”. Coppola siguió progresando y en segundo lugar, incluyó entre sus platos la deliciosa lasaña, a elegir de carne o verduras. Más tarde, se unieron las ensaladas y el carpaccio. Y por supuesto, la exquisita pasta fresca. Su plan ha sido siempre mejorar y por eso Coppola ha ido “perfeccionando la cocina  y añadiendo cócteles poco a poco”.

Y hablando de nuestra comida, Lucía y yo devoramos los platos, calientes y suculentos, a medida que los va trayendo el camarero italiano Marco, a la mesa del gran salón del Coppola. Para empezar, un plato de Coppa di Parma, un embutido italiano suave, que debes dejar que se deshaga en tu boca. Entre charlas amenas, continuamos con una ensalada Caprese, con tomate fresco y queso mozarella, simple y deliciosa. El plato estrella es la pasta: Fiocci italianos rellenos de queso y pera (un dulce acierto, mezcla explosiva y excelente) con salsa gorgonzola. Empezamos a estar llenos, pero nuestros estómagos piden probar algo más… Llega así la esperada pizza especial del Coppola, y es que cada mes diseñan una nueva. En esta ocasión, nos toca probar la Pizza “English breakfast, con un huevo entero y pequeños trozos de txistorra.

Una buena comida no es tan buena sin acabar con un dulce. Y en nuestro caso, ¡dos en vez de uno! Ignacio nos cuida y nos invita a probar el Tiramisú, exquisita tarrina casera con sabor a café, y tres bolas de helado (del maestro italiano dueño de ‘Gelati, Gelati’ de Sopelana) de sabores especiales: ¡chocolate, galleta y gintonic! Acabar tus comidas endulzándote la vida, en Coppola, es fácil.

El servicio es sumamente cuidado; Coppola Bilbao cuenta con el ya mencionado antes Marco, el auténtico italiano, Guillermo, el chef de Ecuador formado en Nápoles, y Ana, una camarera sevillana muy salada. Solo nos queda recordaros que entre semana está disponible un menú para compartir por 10 €, y que durante la noche es un lugar tremendamente romántico y acogedor para ir a cenar. Los fines de semana está lleno de gente, ¡así que date prisa en pasarte por allí! Y no falla un domingo que no haya un buen concierto de música en directo, en el mismo restaurante. ¡El domingo es un gran día para hacer planes!

DSC_0262

Ignacio (Coppola), Lucía (Pepucomag), Marco (Coppola) y Ángela (Pepucomag) después de una comida excelente en el restaurante Coppola Bilbao

· Aperitivo con toque de naranja, y aceitunas

· Coppa Di Parma (embutido italiano)

· Ensalada Caprese

· Fiocci rellenos de queso y pera, con salsa gorgonzola

· Pizza ‘English Breakfast’, con huevo y txistorra

· Tiramisú / Helado de chocolate, galleta y gintonic / Tarta de queso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.