Las sitcoms están de moda últimamente, muchas están teniendo un enorme éxito cada semana en su país de origen (The Big Bang Theory por ejemplo, en su 7ª temporada, está batiendo récords en Estados Unidos con una media de más de 20 millones de espectadores).

Después del final de Friends en el año 2004, las cadenas se han peleado en la búsqueda del nuevo Friends o algo similar que sustituya a ese grupo de jóvenes. Por ello hoy en día las cadenas estadounidenses están plegadas de series de comedia en las que se cuentan los más y los menos de las relaciones entre treintañeros. A la gente que pudo disfrutar de, la ya clásica, Friends desde su creación, las nuevas series les pueden parecer aburridos o copias baratas, pero para los que no tuvimos el privilegio de seguirlo desde el principio y nos hemos tenido que conformar con ver capítulos sueltos, estas nuevas series son bastante atractivas, las estadísticas están ahí, este tipo de series son las más vistas por los jóvenes. Por ello, os vamos a traer unos ejemplos de series de comedía de la generación post-Friends.

friends

Las más famosas son Cómo Conocí a Vuestra Madre (que está en su sprint final, y de la que se está preparando un spin-off), el ya mencionado The Big Bang Theory, Dos Hombres y Medio y la serie sobre la que hablamos la semana pasada, Modern Family. Estas cuatro series son, hasta ahora, la seña de identidad del canal juvenil de Atresmedia, NEOX. En esta cadena podemos seguir estas cuatro series casi todas las tardes una detrás de otra.  Pero, no son las únicas series de comedia que se han importado en los últimos años, hay otras cuantas que no son tan conocidas y son igual de buenas o por lo menos igual de divertidas.

Por ello, durante dos artículos os enseñaremos otras cuatro comedias que desde un primer momento os engancharán y no podréis dejar de verlos. Solo un aviso antes de que empecéis a ver cualquiera de ellas, pueden ser adictivos y pueden despistarte en época de exámenes. Así que en Pepucomag no nos hacemos responsables de cualquier suspenso que pueda generar estar enganchado a cualquiera de estas series.

En el artículo de esta semana os voy a hablar de Scrubs y Finales Felices (Happy Endings). La primera de ellas, Scrubs, puede ser la más conocida de estas dos series y la que, personalmente, más me recuerda a Friends. Scrubs se empezó a emitir en 2001 y la pudimos ver a través de Cuatro, aunque igual que con otras series extranjeras se emitían capítulos sueltos y desordenados. Finales Felices, en cambio, la podemos seguir, si hacemos zapping, en MTV. Aunque solo la podrán ver aquellos suertudos que pillen MTV cuando no estén emitiendo capítulos de Geordie Shore, Jersey Shore o Gandía Shore.

Scrubs se desarrolla en el Sagrado Corazón (Sacred Heart) un hospital muy singular donde ocurren todo tipo de incidentes. La serie de comedia empieza con la llegada de un grupo de nuevos internos: John Michael Dorian más conocido como “J.D” (Zach Braff), un chico enamoradizo, honesto y soñador, su compañero de universidad y futuro cirujano Chris Turk (Donald Faison) y la algo trastornada Elliot Reid (Sarah Chalke). La actriz que hace de Elliot, Sarah Chalke, os sonará porque después salió en Cómo Conocí a Vuestra Madre, interpretando a Stella, la novia que abandona a Ted justo el día de la boda. Pero volvamos a Scrubs, ese grupo de nuevos residentes conocerá a otros personajes como el Dr. Bob Kelso (Ken Jenkins), jefe de medicina; El sarcástico Dr. Perry Cox (John C. McGinley), más o menos el Dr. House de esta serie, la enfermera dura y con mucho carácter Carla Spinoza (Judy Reyes) y el conserje (Neil Flynn). Los más característico del conserje es su nombre, nadie sabe cómo se llama hasta el último capítulo de la serie, dónde el conserje confiesa a J.D. su nombre verdadero.

Scrubs-Wallpaper-scrubs-3498179-1024-768

La serie ofrece personajes parlanchines, bromistas, con diálogos a ritmo rápido, surrealista, con imágenes que se presentan como ensoñaciones de los personajes principales en forma de flashes. Los capítulos son relatados en primera persona con una estructura de varios argumentos que están temáticamente relacionados por las voces en off de J.D.

Además Scrubs se caracteriza por estar rodada usando una sola cámara por escena, en contraposición a otras producciones que usan varias al mismo tiempo, en otras palabra, producciones grabas con multicámara. La segunda de las características que distinguen a la serie del resto de sitcoms es la ausencia de risas enlatadas, que es de uso corriente en la mayoría de las comedias de situación norteamericanas.

 Pero una de las cosas que más me gusta de Scrubs es el tema del opening, “Superman” del grupo Lazlo Bane. La versión de Scrubs es más rápida que la versión normal. Aunque la original fue usada en la segunda temporada en una versión del opening más larga que la normal (opening que incluyó al conserje).

La segunda serie que os traigo es Finales Felices, así es como se conoce la serie en España, su título original es Happy Endings. Finales Felices es una sitcom estadounidense, emitida por ABC, y como he mencionado antes, por MTV en España. La serie se estrenó en 2011 y aunque se canceló en 2013, por que la cadena ABC no renovó la serie para una cuarta temporada, parece ser que la cadena USA Network ha mostrado interés en recuperar la serie, una buena noticia para aquellos que nos quedamos con ganas de más.

La serie gira en torno a un grupo de amigos de Chicago formado por dos parejas casadas, Alex (Elisha Cuthbert) y Dave (Zachary Knighton) por una parte, y Jane (Eliza Coupe) y Brad Williams (Damon Wayans Jr.) por la otra. A este grupo de casados les acompañan dos solteros, Max Blum (Adam Pally), un gay alejado de cualquier estereotipo, y Penny Hartz (Casey Wilson), una chica bastante loca y entusiasta. La serie empieza a desmoronarse cuando, en el primer capítulo, Alex deja plantado a Dave  justo en el día de la boda. Esto deja al resto en la incómoda situación de o bien intentar seguir siendo amigos, o bien elegir un bando. Aunque más adelante Alex y Dave aceptan firmar una tregua,  no les será nada fácil olvidarse del pasado y seguir hacia el futuro.

happyendingsseason3a

El éxito de Finales Felices se basa sobre todo en la estructura de unos personajes que aportan un sentido del humor inteligente, cargado de ironía y crítica pero con un punto gamberro y cercano. La empatía vertebra una comedia alejada de otras series del género como Cómo conocí a vuestra madre o  Perfect Couples. Aunque a veces puede pecar de propiciar esa tediosa guerra de sexos, pero incluso ahí lo hace con guiños que aportan diferencia y no aburren al espectador. Sus actores no son caras excesivamente conocidas, pero sí carismáticos.  La única que puede ser más conocida es Eliza Coupe, por su papel de Denise “Jo” Mahoney en las dos últimas temporadas de Scrubs.

Espero que disfrutéis de las dos series que os he traído esta semana. En el próximo artículo os hablaré de New Girl, y Cougar Town. Dos series con las cualquiera se puede morir de risa, pero aparentemente están dirigidas a las mujeres. Además, con una de estas series sabremos que fue de Monica Geller (Courteney Cox), una de las protagonistas de Friends.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.