Rebeca García / Nuria Rodríguez

La semana pasada tuvimos la oportunidad de hablar con el escritor y guionista Miguel Sáez Carral, que se pasó por Bilbao para presentar “Apaches” su nueva novela, un libro prácticamente autobiográfico que habla de personas y situaciones reales en lugares reales. Un libro que te enganchará desde la primera página y que nos incita a luchar por lo que nos importa, cueste lo que cueste.

Miguel Sáez Carral (Madrid  1968) es Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Inició su carrera como redactor de la agencia Efe y trabajó después en otros medios de comunicación. Decidió abandonar el periodismo para dedicarse a la creación de guiones. Guionista de media docena de series de éxito como  Al salir de clase, responsable de la adaptación, jefe de guion y argumento de Sin tetas no hay paraíso y creador de Homicidios. Gracias a su trabajo ha sido merecedor de varios premios, entre ellos, un TP de Oro y un Ondas.

Apaches-Miguel_Saez_Carral-9788408124702

¡Buenas Tardes Miguel!  Cuéntanos ¿Cómo venderías ‘Apaches’? ¿Qué lo hace especial?

Creo que es una novela que tiene una serie de valores que no se dan mucho últimamente en la literatura. Habla de la lealtad y la fidelidad, también en gran medida del amor, el honor, el deber, es una historia bonita porque tiene estos ingredientes. Aunque es una historia familiar, pero también es la historia de un grupo de amigos, una historia sobre un barrio de Madrid y creo que eso hace que el conjunto de la novela sea muy armónico y que habla de sentimientos que pasan dentro de esos círculos, del círculo familiar al de la amistad y de este al del barrio. Y en el fondo en esos tres círculos, las leyes que imperan son las mismas. Leyes como la que dice que uno debe hacer cualquier cosa por ayudar a su familia, o que hay que corresponder a la gente que ha sido buena contigo y que favores que te hicieron en el pasado, pues hay que pagarlos, aunque no te pidan que lo hagas.

¿Qué autores han sido tu inspiración para esta novela?

Hay autores que no es que me inspiren pero sí me gustan mucho. Y al final con el tiempo he encontrado cosas en común entre ellos, aunque no tengan nada que ver el uno con el otro. Y el punto en común es que en sus páginas, en sus libros, hay verdad, cuentan cosas, no sé si reales o no, pero son verdades, es real lo que dicen. Autores como Philip Roth o Jon Fante, que cuentan historias que han vivido, historias de ficción pero que se basan en verdad. Como el caso de ‘Apaches’, que es una historia que sucedió realmente hace veinte años, que nos sucedió a mí y a mi familia.

Nos parece importante preguntarte, ¿por qué lo escribes en esta etapa de tu vida?

Esta es una historia a la que llevo mucho tiempo dando vueltas, de hecho llevo veinte años dándole vueltas, porque es algo que me incumbe a mí. Y para escribirla se han dado una serie de circunstancias, la primera y más importante es que mi padre falleciera. Mi padre murió hace tres años, entonces justo unos meses después empecé a escribir ‘Apaches’, porque yo no quería que mi padre pudiera leer esta historia, porque hubiera significado revivir momentos que habían sido muy duros para él en el pasado, por tanto leerla, introducirse de nuevo, no era bueno para mi padre, yo le quería muchísimo, y por nada del mundo le hubiera hecho pasar por eso otra vez. Esa es la razón más importante, las otras: que tenía tiempo y pasta.

¿Se podría decir que el plasmar esta historia ha sido para ti un tipo de terapia?

Es algo que yo tenía bastante asumido, no ha sido ningún tipo de ajuste de cuentas ni nada por el estilo. Todo lo que pasó lo tenía muy asumido, pero sí que es verdad que pensaba que mi historia era casi como el argumento de una película, o de una novela. Algo que era fantástico y que muy poca gente ha tenido una experiencia así de jodida, por eso siempre pensé que si un día tenía tiempo y el suficiente talento, me gustaba la idea de pasarla a papel, y eso es ‘Apaches’.

¿Cuál dirías que es el objetivo final del libro?

Contar una historia personal, algo que me ocurrió a mí, aunque sé que no voy a demostrar nada, porque sé que es una novela, pero sí plasmar esa experiencia personal en un libro y que la gente pudiera saberlo y leerlo. Es una historia que no es que haya ocultado durante estos años pero sí que la he mantenido dentro de un círculo bastante cerrado, de hecho muchos de mis amigos que han leído ‘Apaches’ dicen que no puede ser verdad, y flipan porque me dicen que nunca se lo había contado y les digo: es que nunca preguntasteis.

‘Apaches’: lucha por lo que importa cueste lo que cueste, ¿por qué este título?

Bueno el nombre de ‘Apaches’ es porque cuando era pequeño me gustaban mucho las películas del oeste, donde los buenos son los vaqueros y la caballería toca la corneta y van corriendo a salvar a la chica, y los malos son los indios. Entonces mi padre siempre me decía que esas películas eran mentira, nunca te creas lo que te cuenta, decía, porque en realidad los que eran buenos eran los indios apaches, que defendían su tierra de los malos, que eran los vaqueros, que iban a quitársela. Y con ‘Apaches’ sucede lo mismo, es la historia de unas personas que defienden lo que es suyo de gente que ha venido a robárselo. Y creo que mensaje de la novela es luchar es que uno debe luchar por lo que considera importante, y debe sacrificar lo que sea necesario para obtenerlo o para conservarlo.

Nos ha llamado mucho la atención de Carol ¿Qué características destacarías de ella que la conviertan en un personaje tan importante en el libro?

Todos los personajes de esta novela son reales, excepto alguno secundario. Carol era una chica estupenda, maravillosa y como digo en la novela: “era la chica más bonita del lugar”, también tenía un carácter un poco difícil, ella era una persona un poco egoísta. Pero, creo que lo que mola de los personajes de “Apaches” es que parecen reales, se comportan como personas reales porque realmente lo fueron.  Me gusta crear personajes que no son blancos o negros, me gustan los personajes que tienen varias caras, por ese motivo, Carol puede ser una mujer encantadora de la que uno puede, debe enamorarse pero al mismo tiempo tiene otras muchas facetas que hacen que no convenga ese enamoramiento porque te puede llevar a un mal sitio.

¿Crees que la novela habría tenido otro final de no ser por ella?

Sí, claramente, Carol lo que simboliza en la novela es la tentación. El personaje de la novela tiene un objetivo claro en su cabeza y sabe que cuando lo consiga se apartará de ese camino, que no es el suyo, pero Carol le hace dudar. Carol introduce un poco esta tentación que todos sentimos, esa lucha interna entre lo que debemos hacer y lo que queremos hacer y muchas veces no coinciden muy bien, están tirando cada uno de un extremo de la cuerda. Por una parte está lo que el protagonista debe hacer  y por otra lo que quiere hacer, Carol está dentro de lo que quiere.

¿Has pensado llevar la historia a la gran pantalla?

Sí, bueno no es que lo haya pensado yo, ya sabéis que la novela lleva solo cinco semanas a la venta,  pero ya ha habido ofertas de cadenas de televisión para llevarla o a un largometraje o hacer una midseason.

Rebeca y Nuria con Miguel Sáez Carral

Rebeca y Nuria (pepucomag) con el escritor Miguel Sáez Carral y su libro ‘Apaches’

En Pepucomag tenemos varias secciones y queríamos hacerte unas preguntitas de esos temas para terminar:

¿Con qué libro te irías a una isla desierta?

Con “El guardián entre el centeno”,  es un libro que leí cuando tenía 17/18 años y me fascinó. Me fascinó porque yo me sentí muy identificado con ese chaval, y no solo por eso, me fascinó por la forma en la que estaba narrado, que a mí me pareció supermoderno aunque el libro tenía 30 años,  y a mí me parecía que eso era modernísimo (dice entre risas) y me encantó. Es un libro, que me pasa con muy pocos libros,  que lo leí con 18 años, 25 con 35 y con 45 y me ha parecido fantástico siempre.

Cine ¿Con qué género te quedas?

A mí me gusta de todo,  soy bastante ecléctico en eso, me gustan las películas de amor y me gustan las películas de guerra y me gusta casi cualquier cosa, es decir, tu me pones “El príncipe de las mareas” y en la escena final lloro. Me gustan las buenas películas, las que son emocionantes desde el punto de vista de lo emocional, no de que pasen muchas cosas.

Viajes ¿Cuál ha sido tu mejor viaje? ¿Qué lugar te gustaría visitar?

La verdad es que he hecho muchos viajes, el último a Costa Rica,  me ha parecido un sitio alucinante, fascinante.

El lugar que me gustaría conocer es Nueva Zelanda, pero porque es lo más lejos que me puedo ir de aquí.

¿Eres un hombre tecnológico? ¿Cómo te llevas con las nuevas tecnologías?

¿Tú qué crees? (Dice señalando su móvil, un modelo antiguo). Bueno tengo un Mac, una tableta y hasta ahí llego.

¿Con las redes sociales  qué tal?

Bueno, yo tengo un teléfono que salió de fábrica cuando el creador de Whatsapp tenía cinco años,  tengo Facebook que es lo que uso para mantener el contacto con amigos que no viven en Madrid.

¿Qué tipo de música te gusta?

Pues tengo que reconocer que soy un inculto musical, me pasa igual que con el cine, que me gustan todos los tipos. Bueno, me gusta mucho el Rock de los 70 y luego bueno los 80 es la época en la que yo tenía 15 o 16 años y me gustaban mucho “The Smiths”. Pero bueno, por ejemplo, hace dos semanas me dejaron el disco de “Los Miserables” y me he cogido la canción de Anne Hathaway y la tengo en bucle, la pongo una y otra y otra vez, y lloras ahí y “I dream a dream” y vengaa y dale.

Pues eso es todo Miguel, muchas gracias y mucha suerte con tu libro.

¡Gracias a vosotras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.