Entrevistamos a Luján Argüelles en el Hotel Ercilla de Bilbao el pasado 29 de abril. Con una larga trayectoria en el mundo de la radio y de la televisión, nos presenta su primer libro Cenicienta llevaba tacones de 15 centímetros. Luján empezó su carrera en los medios de comunicación a los 19 años. Ha trabajado en Radio Vetusta, Onda Cero y Antena 3. En 2008 comenzó a trabajar en Cuatro como presentadora en programas como ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, Granjero busca esposa o Un príncipe para Corina. Ha recibido premios como el Antena de Oro 2009 a la mejor presentadora.

¡Hola Luján! ¡Buenos días! Después de haber estado locutando en diversos programas de radio y de ser presentadora en TV, ¿cómo has vivido la experiencia de verte en otro ámbito, escribiendo un libro?
Al principio con mucho miedo y vértigo. Me decía a mi misma que no iba a saber hacerlo.

¿Te has sentido a gusto?
Sí. En el proceso de escritura he disfrutado muchísimo. Me lo he pasado genial y me encantaría volver a ponerme a escribir.

Cuéntanos un poco… el libro trata sobre la historia de 6 mujeres, en concreto de tu grupo de amigas, que son las que te han inspirado para escribirlo.
Hace tres años una editorial me planteó hacerlo; escribir un libro sin ninguna temática en concreto. Dije que no, que no era capaz y que no tenía las armas suficientes para enfrentarme a esa batalla. Como no había escrito sobre nada nunca, mandé un texto con esas historias de mis amigas porque es lo que conozco más; nuestras historias. Se quedó allí porque me dio mucho miedo. Pero durante ese tiempo tenía en la cabeza esa idea y a lo mejor podría hacerlo. Cuando me llamó el año pasado dije: “hay que ser valiente y para adelante”. Y les dije que quería escribir sobre eso, que es lo que conozco.

¿Y eso te ha abierto más en la literatura?
Claro es un tema que manejas y conoces, puedes meterte en los personajes más y también en la trama.

Esas historias para ti, ¿pueden encajar en la vida de otras mujeres?
Sí claro. Las chicas que vienen a firmar o que me encuentro en la calle, me dicen que se sienten identificadas con muchas de las situaciones de las protagonistas. Podría escribir mil volúmenes sobre las historias de amor de cualquier mujer.

¿Por qué tomas la decisión de escribirlo en esta etapa de tu vida?
Ahora es cuando más me he sentido con fuerza para enfrentarme al llamado ‘folio en blanco’.

En tu libro hablas sobre el prototipo de los príncipes azules, ¿no crees que está desgastado ya un poco ese tópico del príncipe en la sociedad actual?
Yo creo que los cuentos siempre están de moda. Siempre están ahí. Se puede llamar cenicienta, pikachu o como queramos. Pero ese cuento del amor maravilloso… el amor mueve el mundo y es lo que te hace feliz, estar contento y que todo sea bonito… la emoción del ser humano siempre va a estar ahí. La búsqueda del príncipe y princesa existirá siempre.

Cenicienta llevaba tacones de 15 cm es el título de tu libro, ¿por qué ese título?
Cenicienta somos todas. Un tanto por ciento elevadísimo de mujeres nos sentimos un poco cenicienta en el sentido de la búsqueda de una persona que acompañe nuestro devenir en la vida. Ahora bien ya no somos mujeres descalzas que esperamos que venga un hombre a ponernos el zapato de brillantes y que nos salve de nuestras miserias. Ahora somos mujeres con una hoja de ruta, con una autonomía con un futuro más o menos claro, sabemos lo que le pedimos a la vida y lo que queremos conseguir, por eso esto de voy montada en tacones. Y como me gustan los tacones, me parecía bonito.

¿Crees que es necesario llevar tacones para sentirse una cenicienta?
No. Con el zapato que se sienta cómoda una o con playeras para correr la maratón.

Cenicienta llevaba tacones de 15cm

En tus programas de TV, lo que se trata es de que una persona encuentre su pareja ideal, ¿por qué es tan difícil encontrar a alguien hasta el punto de ir a un programa de TV?
Hay dos programas muy distintos. En Granjero busca esposa son protagonistas que están en un ámbito rural que nosotros, les buscábamos y les invitábamos a participar. Y en este otro programa ¿Quién quiere casarse con mi hijo? es de personas jóvenes y no es que no tengan posibilidades, tienen mil y creo que la idea les parece divertida y van a experimentar una nueva aventura y les apetece. Se les trata muy bien y viven situaciones divertidas y diferentes. Es una vivencia más para ellos. Si encuentran allí una pareja es maravilloso.

¿Alguna anécdota de algún programa?
Los programas son un cúmulo de anécdotas constantes. Cada momento, cada localización es un no parar de anécdotas. No paras de reírte, la gente muestra su lado más divertido.

¿Cómo es para ti la mujer del siglo XXI?
La mujer ha conquistado muchísimas parcelas y eso es tremendamente positivo. El hecho de que las mujeres ya sean dueñas de su vida y de cómo se vaya a escribir su biografía, pero creo que el conjunto de la sociedad aún no ha sabido ubicar lo que es la mujer, el hombre; cuáles son sus papeles, como han de combinar, ensamblar… conjugar esa nueva situación. Y por eso hay caos.

¿Qué es lo que te queda por hacer, respecto al mundo de la televisión?
Todo, todo, todo. Cuando estuve en la radio era todo en directo, y en televisión no he hecho ni un solo directo. ¡Por favor que me den un directo ya! Eso me encantaría. Me encantaría abordar mil temáticas… el reporterismo más aguerrido me vuelve loca, lo hice en puntodoc. Hay muchas cosas que me quedan por hacer.

¿Te ha servido escribir el libro para reflexionar sobre cosas que igual antes no habías pensado?

Estoy en un momento mío personal en el que los últimos dos años he pensado cosas que antes no había pensado. Yo conmigo misma estoy planteándome muchas cosas y encontrar nuevas respuestas. En el libro he reflexionado mucho sobre el afecto, los sentimientos, emoción, y te abre para seguir conociéndote. Creo que uno cambia mucho de los 20 a los 37 y hay un punto en el camino que paras y dices: “¡cuántos cambios!”.

Nuestra redactora Aurora Díaz entrevistando a Luján Argüelles

Aurora Díaz (pepucomag) entrevistando a Luján Argüelles

En Pepucomag tenemos diferentes secciones, te pedimos que nos respondas a unas preguntas acordes con nuestros temas.

Dime un papel que te hubiese gustado interpretar en alguna película.
Dirty Dancing, porque me fascina bailar y es una historia preciosa. Llega ella y se encuentra con ese chulazo que le enseña a bailar… que es una maravilla, que encuentra un amor muy fuerte y ese cúmulo de pasión me encanta.

¿Un libro?
Hay millones de libros. Pero El tiempo entre costuras de María Dueñas, es como una mujer rollo JK Rowling que escribe una novela en la universidad con esos detalles, ingredientes… conseguir todo lo que ha conseguido María es fantástico.

¿A qué sitio del mundo te irías a vivir si podrías?
Me encantaría vivir en Nueva York, Manhattan… y en México tengo muchos amigos y he disfrutado mucho en ese país.

Respecto a las tecnologías, y ya que estamos también con el amor… ¿qué opinas del WhatsApp en las relaciones? El vivir las relaciones a través de una pantalla.
Hace aflorar cosas que antes no era tan fácil descubrir y me refiero a las parejas. Tu ahora coges el móvil al chati y ves con quién se manda mensajes, ves la hora… se conectó a las 5, dónde estará… y luego está Instagram, y el FaceTime… las relaciones se tienen que basar en verdad.

¿Con qué estilo de música te identificas más?
Soy muy de Celine Dion,  como canta ella y su voz desgarrada. Pero luego también soy de Melendi y es mi amigo. Y de Pablo Alborán, lo que ha vivido en unos años ha sido tan bonito. También me gustan los dj’s actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.