Octubre supone una delicia para los consumidores e interesados del mundo artístico, pues son las fechas que los museos aprovechan para activar nuevas exposiciones. Saliendo de las fronteras vascas, es Zaragoza la ciudad que nos ha llamado la atención por proponer una muestra que supone un verdadero avance para la historiografía artística. Bajo el título Salvador Dalí, imágenes de historias, el Palacio de Sástago de Zaragoza evidencia una de las facetas más desconocidas del famosísimo artista catalán: su habilidad como ilustrador de libros.

La Diputación de Zaragoza, a través de la cesión de una de las salas de mayor prestigio español en cuanto a la difusión de la cultura se refiere, ha dado cobijo a esta exposición en la que se muestran sistemáticamente las estampas que Dalí llevó a cabo con el fin de ilustrar tres libros concretos: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha escrito por Miguel de Cervantes, Gargantúa y Pantagruel de François Rabelais y Las Fábulas cuya autoría recaen en Jean de La Fontaine. Se trata, pues, de tres series gráficas que otorgan un soporte visual a tres referentes de la literatura mundial.

Es lógico que algunos se pregunten sobre qué tienen de especial unas ilustraciones bibliográficas para ser objeto de museo: la respuesta se alcanza a través de la contemplación tanto de la imagen de la cabecera como de la siguiente.

Don Quijote informa a la princesa Micomicona que ha dado muerte al gigante Pandafilando. Acuarela estampada en offset. Extraído de la novela de “DonQuijote de la Mancha”.

Son imágenes muy alejadas del convencionalismo artístico, donde las premisas surrealistas a las que Dalí estuvo adscrito a lo largo de su vida son perceptibles por doquier. Estos razonamientos estéticos son explicados en el catálogo de la exposición dirigido por el profesor de la UPV/EHU Jesús María González de Zárate, profesional que también ha comisariado la exposición junto con Gloria Patón Fernández-Pacheco. En cualquier caso, hay que matizar que el propósito del profesor ha sido mucho más ambicioso que disponer relaciones entre lo representado figuradamente con el mundo surrealista del artista y el texto literario. Además de lo dicho, lo que ha pretendido ha sido plantear su discurso en función de una de las líneas de investigación a las que ha dedicado gran parte de su carrera profesional: la iconografía, a saber, la ciencia que se dedica a buscar los orígenes de los motivos representados y la significación de aquellos. González de Zárate ha advertido que Dalí en reiteradas ocasiones se inspira en fuentes gráficas de autores pretéritos para confeccionar sus figuras, por lo que establece vínculos entre esas posibles inspiraciones. Otras veces el prof. de la UPV/EHU se percata de que hay ciertas iconografías de Dalí verdaderamente originales. Este rastreo dentro de la historia de las imágenes es lo que da sentido al título de la exhibición.

El maestro Editue en la isla Sonante. Litografía sobre papel japonés. Extraído de uno de los cinco libros que componen la obra "Gargantúa y Pantagruel".

El maestro Editue en la isla Sonante. Litografía sobre papel japonés. Extraído de uno de los cinco libros que componen la obra “Gargantúa y Pantagruel”.

La duración de la exposición se dilata del 2 de octubre de 2014 al 11 de enero de 2015, una muestra completamente gratuita para todas la edades. Por su parte, el precio del catálogo asciende a los 35 €, una obra destinada a aquellos interesados en conocer en detalle la capacidad artística de Dalí. El acceso a la exposición se podrá realizar en las siguientes franjas horarias: martes a sábado de 11 a 14 y de 18 a 21h y domingos y festivos de 11 a 14h. Para más información bien llamen al 976 288 881 o consulten la página web de la entidad cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.