Peter Jackson se queda con el tesoro de Erebor

 Review de ‘El Hobbit’

A todos nos entusiasmaba la idea de volver a ver la Tierra Media en la gran pantalla. Con una historia menor, carente de la epicidad de El Señor de los Anillos, pero igualmente un lujo para los fans de Tolkien. Volver a ver la comarca, volver a ver hobbits, volver a ver el anillo… El proyecto lo empezó dirigiendo Guillermo del Toro, y estaba previsto que este pequeño libro de Tolkien fuese plasmado en dos películas. Por problemas de producción o decisiones de marketing, Peter Jackson se hizo con la dirección del proyecto, y se alargó a las tres películas (esto ya no pintaba tan bien).

Efectivamente, no hemos tenido una buena trilogía. Por varias razones. La primera es haber querido hacer de El Hobbit una trilogía con el mismo ambiente que El Señor de los Anillos. No son el mismo libro, no son los mismos personajes, no se cuenta la historia de la misma manera. El Hobbit es un cuento infantil repleto de humor, diversión, aventura, enanos y un mediano. En cambio en la trilogía se ha querido llevar al ámbito oscuro y adulto que sí que tenía la historia de Frodo.

Captura de pantalla 2014-12-28 a las 18.50.17

Para ello se han añadido extractos que en el libro original no aparecen (todo lo relacionado con Gandalf y Sauron). Aparte de sacarse de la manga una tropa de orcos que persiguen a los enanos y a Bilbo Bolsón allá a donde vayan y que sirve para añadirle ritmo a la película, innecesario si se hubiesen hecho dos partes.

No me parece del todo mal que se le quiera dar un aire oscuro a esta historia, eso sí, en determinados momentos. La parte de Gollum me parece que está muy bien relatada, y todo lo que concierne a Erebor y la piedra del arca. Más allá de eso, el resto de adiciones e invenciones del director me parece que sobran.

Otra objeción que le pongo a la historia modificada de esta trilogía es el triángulo amoroso entre elfos y enanos. ¿Qué cojones? ¿POR QUÉ? Aparte de que me parece totalmente absurdo que un pivón de elfa como es Evangeline Lilly se enamore de un enano maloliente y basto, tampoco se ha contado bien. No hay razones en las películas para justificar por qué se han enamorado, no vemos una evolución lógica de la relación, simplemente se ha hecho para añadir drama (y metraje, todo sea por alargar el metraje) al final de la batalla.

Captura de pantalla 2014-12-28 a las 18.47.53

¿Y qué me decís del final de la segunda película? Si, la que se titula LA DESOLACIÓN DE SMAUG. ¿Pues no van estos cachondos y decidieron cortar la película en el mejor momento, donde se iba a concluir todo lo relacionado con el dichoso dragón por el que se titula la película? Como si de una serie se tratara, para darle emoción al siguiente episodio. Marketing y pocas ganas de entregar buenos productos. Para que luego en esta última parte se le de un cuarto de hora y se acabe con él como quitándose un peso de encima. Hubiese quedado una película mucho más compensada y decente si hubiese acabado con un desenlace de la historia de Smaug y no tal y como lo dejaron.

Todas estas modificaciones en la historia yo hubiese estado dispuesto a perdonarlas, no me parecen películas aburridas y algunas decisiones están bien tomadas. De hecho, de la última película, el fragmento que más me gusta es el que precisamente no aparece en el libro original, el de los magos en Dol Guldur luchando contra Sauron. Pero estas modificaciones y estiramientos del metraje no son lo peor de la película.

Peter Jackson ha estado en modo automático toda la trilogía, no hay ganas de contar la historia de manera original, se le ve aburrido, soso y más preocupado en todas estas decisiones de guión que en su propia dirección y en entregar buenos productos, con alma.

Captura de pantalla 2014-12-28 a las 18.48.46

Otra pega, la banda sonora. Se le encargó a Howard Shore, el mismo que compuso las ya clásicas canciones de El Señor de los Anillos. Mientras que en la primera trilogía teníamos melodías que nos hacían acordarnos de La Comarca, de la nostalgia hobbit, del anillo, de Mordor, de las batallas de los hombres, de las largas jornadas de travesía… aquí no hay nada. Sales de la sala sin acordarte de ninguna música, tan solo de aquellos acordes rescatados como bien digo de El Señor de los Anillos.

Y uno de los fallos imperdonables para mi, los efectos digitales. El puto CGI. Mientras que el dragón Smaug me parece de lo mejorcito que se ha hecho hasta la fecha en cuanto a recreación digital de personajes, el resto es simplemente bochornoso. Todo ha sido resuelto por CGI. Atrás quedan las batallas repletas de orcos maquillados uno a uno, tan sólo utilizando la solución digital en los planos generales y algún que otro bicho o monstruo imposible de recrear en la realidad. Aquí no, todo es CGI, los elfos, los orcos, los enanos, ejércitos enteros moviéndose como máquinas. Mismas estaturas, mismos movimientos, un desastre. Ni siquiera Azog, el jefe de los orcos en esta historia, está hecho de manera artesanal, con maquillaje y tal vez algo de CGI en la nariz, por ejemplo. No, todo digital. Y tampoco muy bien hecho precisamente

Yo personalmente creo que si Guillermo del Toro hubiese finalmente dirigido estas películas, y se hubiesen hecho dos partes, hubiésemos tenido unas películas que hicieran honor a la historia de el Hobbit. En la primera película se ve un espíritu mucho más divertido y acorde al libro, y creo que hubiese funcionado de haberse mantenido así.

Nos queda la versión extendida de esta última parte en la que se dice que se han guardado cosas importantes, aún así no creo que vayan a rescatar la sensación de haberse perdido una buena oportunidad para volver a rendir tributo al trabajo de Tolkien. Siempre nos quedarán las historias de Frodo, Sam, Gimli, Aragorn, Legolas

Posdata: Pese a todo lo hater que pueda parecer este artículo, la trilogía me ha entretenido muchísimo. Las he llegado a revisionar en versión extendida y no me han aburrido tampoco. La dirección de arte me parece sublime. Vestuario, peluquería, decoración, ambientación… Perfecto todo. Esta tierra media me gusta incluso más que la vista en El Señor de los Anillos. Tampoco encuentro pegas a las actuaciones. Martin Freeman me parece ahora mismo uno de los actores con mejor estado de forma de Hollywood, espero verle pronto en la gran pantalla. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.