“La nobleza que tenemos en el norte no se ve en ninguna parte”

1

Javier Palacio Elola se hizo muy conocido para los espectadores de ETB al convertirse en uno de los reporteros más activos del programa Euskadi Directo, hasta que  el programa acabó en 2013. No le ha ido nada mal después a decir verdad, ha sido colaborador en Graffiti en Radio Euskadi, fue redactor y reportero para la Liga de Futbol Profesional, y actualmente es productor en varios programas de TeleCinco. Él dice que le dedica demasiado tiempo a su profesión, pero a pesar de ello ha encontrado el momento para escribir todo una trilogía relámpago de novelas, con el nombre de $uperficial.

 

$uperficial, escrito con el símbolo de dólar, ¿por qué?

Me pareció una cosa muy divertida, porque los protagonistas son guapos, ricos y famosos, y superficiales claro.

No sólo has escrito una novela, sino una trilogía, ¿de  dónde has sacado tiempo para escribir tanto?

He tardado 15 años en escribirlas. Empecé en el año 99, cuando todavía era estudiante, y después de terminar en Euskadi Directo, tuve un parón en el que pude terminar, reescribir algunas partes y releerlo todo. Con el trabajo y los estudios muchas veces tenía que escribir a ratitos, pero cuando me di cuenta había escrito 1.400 páginas y no había editorial que se atreviese a publicarlo del tirón.

Pero lo has conseguido en publicar, ¡y en papel!, con los tiempos que corren…

Sí, y al principio mis editores no confiaban en la temática de unos protagonistas ricos que sólo tenían dinero para gastarlo de forma ostentosa, pero les gustó que ese dinero no les sacara de sus problemas y que en el fondo sus vidas fueran miserables, por mucho que las intentasen tapar con marcas de lujo.  Al principio los odias, pero al final están tan vacíos que te provocan ternura y un poco de pena. Ahí vieron que había una historia detrás.

Los escenarios recuerdan un poco a La herencia de Tía Agata o al Cluedo, dos juegos de mesa.

Dos juegos de mesa a los que yo tengo y a los que yo he jugado cuando era jovencito. La estética de la novela es muy fiel a la del Cluedo, esas bibliotecas enormes, estudios, mesas de billar, cristaleras…y gente con americanas y esmoquin blancos.

A Agatha Christie le venía la inspiración para sus obras fregando platos, ¿y a Javier Palacio?

A mí me venía la inspiración leyendo las novelas de Agatha Christie que se inspiraba fregando platos (ríe). Me inspiro mucho viendo cine, paseando, y viendo mucha tele. Cuantos más dramas veía en la tele más giros de tuerca se me ocurrían. También hay muchas tramas pequeñas muy divertida en la novela con muchos homenajes a la televisión de los años 80, y al cine y a la novela policíaca.

12742314_1706584229557381_5476629869848263016_n

Fuente: Javier Palacio Elola

¿Cómo es que alguien que se ha dedicado tanto a programas de actualidad y al entretenimiento está  de repente escribiendo novela de misterio?

Antes de trabajar en televisión yo ya era muy devoto de Se ha escrito un crimen, Los Goonies, o Arthur Conan Doyle y Edgar Allan Poe, o las soap operas, como podía ser Melrose Place, u hoy en día Gossip Girl.

¿Y qué tal es trabajar en Telecinco?

Se trabaja a otro nivel, con otros equipos, de otra forma. Las tragedias son más grandes y  la repercusión de lo que haces es mucho mayor. Hay que ser referentes y no te puedes permitir que las cosas no te salgan. La competencia es feroz y tienes que ser mejor que los que te rodean, la presión es mucho mayor.

Ahora estás trabajando mucho en conseguir contenido para programas en una de las casas televisivas con más éxito del país. Algo habrás hecho bien.

Yo quiero creer que algo he hecho bien. A nadie le regalan nada hoy por hoy, y la exigencia es muy grande. Aquí cuando te la juegas, también te la juegas a otros niveles. Un traspié que en una cadena más pequeñita puede ser una reprimenda, aquí puede ser un pie en la calle.

¿Qué es lo que la gente quiere ver en TV?

En Telecinco la gente quiere ver lo que hacemos, porque cuando hemos intentado hacer otra forma de televisión la gente no nos ha respaldado y se pasan a otras cadenas. La gente sintoniza Telecinco para ver lo que hacemos, y si quieren otra cosa, buscan otras cadenas. Yo si algo no me gusta, no lo critico, sólo no lo veo. La gente que trabajamos en televisión sabemos lo que cuesta sacar un programa adelante, y eso lo respeto mucho.

¿Qué tal es la vida en Madrid para un bilbaíno, para un vasco como tú?

Pues muy dura, porque echo mucho de menos salir a pasear, mis bares de pintxos, el poteo, mi cuadrilla. En Bizkaia lo tenemos todo, tenemos monte, tenemos ciudad, tenemos playa, y todo es maravilloso. Y aquí en Madrid no. Tienes gente con la que quedar, pero lo de la cuadrilla no se estila. Echo de menos la familia, y hasta vivir en una ciudad que es un pueblo.

 

¿Qué te llevarías de Bilbao a Madrid?

La cuadrilla y la forma de vida de Bilbao, pero también hay que salir de allí para darse cuenta de que Bilbao no es la capital del mundo, por mucho que nos guste ser bilbaínos. Somos muy cerrados de miras, pero también somos muy nobles. El cariño que tenemos a nuestra familia y amigos no se ve cuando salimos de Euskadi. Y aunque no nos conociéramos, si yo sé que eres de allí, te ayudaría. Esa nobleza sólo la tenemos los del norte. Somos así, nos llevamos en el corazón.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.