El sexo sabe mejor después de una pelea

Hay muchas maneras para tener un sexo increíble con tu pareja y que los dos disfrutéis: sexo mañanero; haciendo realidad una de vuestras fantasías sexuales; en la ducha; en el coche, etc. Eso sí, nada puede superar una partida de sexo después de una buena pelea o incluso después de una ruptura. Hay algo que la hace tan excitante y especial que pelearías cada día con tu novio/a sólo para poder sentir lo mismo.

Los dos estáis gritando, estáis rojos de lo furiosos que os habéis puesto y casi os queréis pegar, pero algo cambia instantáneamente y el cuerpo os dice lo contrario a vuestra mente. Todo es muy confuso pero ya nada importa. No sabéis como quitaros mas rápido la ropa que lleváis puesta. Ni siquiera os importa dónde lo hacéis. Menos cómodo el lugar, mejor el sexo.

Mucha gente ha revelado que después de una ruptura se vuelven a ver con sus ex parejas para una última partida de sexo y resulta ser una de las mejores partidas de sus vidas.

Algunos ya saben como empezar una discusión sólo por el mero hecho de echar ese polvo tan deseado. En vez de hablar, las parejas hablan con las sábanas y los problemas no siempre se resuelven. Pero ¿a quién le importa?

Otra razón por la cual el sexo después de una pelea funciona es porque igual los dos ya se han cansado de tanto discutir y ven que las cosas no van a mejorar. ¿Y qué mejor manera para reiniciar el buen rollo? El sexo.

Es verdad que el “make-up sex” como lo llaman los estadounidenses, es bueno para aliviar el estrés después de unas broncas, pero también resulta un problema si se realiza siempre que se quiere evitar comunicar. Eso es señal de que te interesa más el sexo que mantener una buena relación con tu amado. Piénsalo, si tienes sexo increíble después de haberte peleado, ¿no tiene sentido que te quieras pelear cuando los resultados son tan satisfactorios?

Según el psicólogo Seth Meyers, el sexo de reconciliación tiene el mismo efecto que esnifar cocaína. Te vienes muy arriba que digamos y cada vez quieres más. También explica que las parejas que a menudo practican este tipo de sexo tienden a sentirse más tristes y solos. No es intimidad real ,que se basa en amor mutuo, sino un drama con muchos extremos y fantasías. El sexo de reconciliación refleja la fantasía inconsciente de alguien que quiere hacerlo todo mejor con el sexo. Ojalá esto funcionara a largo plazo.

¿A esto se ha llegado? Ahora parece que todos deberíamos pelearnos con nuestras parejas sólo para echar un buen polvo, pero digamos que a veces es necesario…

Si habría que sacar una conclusión de todo esto diría que el “make-up sex” es divertido y muy placentero probarlo a veces, pero si quieres que tu relación de verdad funcione es mejor que no abuses demasiado de este método.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *