“Televisión lenta” en un mundo inmediato

1

Hace pocos días salió en La 2 Noticias un reportaje acerca del concepto “slow tv”. Es un formato que consiste en emitir durante horas y horas y en directo sin corte alguno, acontecimientos tan importantes como el viaje en un tren, la migración de unas aves, o la pesca del salmón durante 24h… en definitiva naturaleza pura o vida cotidiana en estado puro, eso sí, sin broncas, sin nominaciones, sin que nadie le ponga la pierna encima a Jorge Berrocal para que no levante cabeza. No me atrevería a llamarlo reality pues es un concepto asociado a la fast tv o telebasura, y se trata de justamente de lo contrario, de detenerse y parar a contemplar la vida sin guiones ni pautas marcadas, algo que hacemos muy poco en la sociedad del “ya” y del “ahora”.

(Viaje en tren, más de 7 horas, hasta ahora el programa con más exito)

Se lleva emitiendo desde hace unos años en el canal público NRK de Noruega, pero no se trata de un concepto pionero, pues en el extinto Canal 9 de la televisión valenciana durante las madrugadas los telespectadores podían conciliar el sueño con “Camins de ferro”, horas de recorrido en tren por la tierra de las naranjas y de la horchata pero en este caso acompañados de música de fondo, algo que en mi opinión le quita un poco de esencia, cosa que los escandinavos si han estado atentos y emiten con sonido ambiente, donde el graznar de las aves o el motor del tren marcan los diálogos.

(“Camins de Ferro”)

Y pensaréis que esto será como los clásicos documentales de La 2 que todo el mundo asegura verlos, cuando en realidad después de “Saber y Ganar” viene la cabezada, o que son espacios con una audiencia similar a los aciertos de Sandro Rey en el mundo esotérico, pues nada más lejos de la realidad, sino que más cerca, la audiencia oscila entre los 300.000 y 3 millones de telespectadores. Nada mal para un país de cinco millones.

(“Piip show”)

Lo considero bastante adictivo, quizá sea porque estamos acostumbrados a que nos bombardeen con imágenes de todo tipo y de punta a punta del mundo, sin a veces saber por qué y para qué, simplemente lo dan y acompañadas de gritos y vociferios, que después de verlas nos queda una sensación de extrañeza y ligero desconcierto para al cabo de cinco minutos haberlo olvidado y aquí paz y después gloria. Ante ese panorama televisivo “Slow tv” ha subido cubrir ese target de gente un tanto hastiada de ese estado taladrador, y han trasladado ese videoarte que quizá en museos o exposiciones no es difícil de encontrar o en las profundidades de Youtube como las dos horas de centrifugado de una lavadora, pero que una televisión convencional sí.

(lavadora centrifugando)

Una apuesta arriesgada en su día para un canal público, pero que por ahora se cubre de éxito e innovación, no sabemos si llegará a nuestras casas este tipo de formato y podamos ver durante horas de gente arrancando garbanzos, aves pernoctando por Urdaibai o al tratarse de la televisión española ¿veríamos a Belén Esteban durmiendo con su pijama de leopardo durante horas?

14256234761

Más aquí: https://tv.nrk.no/program/prho63004009/bergensbanen-minutt-for-minutt

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *