Manchester: la rebelde artística

Manchester es actualmente considerada una de las ciudades más importantes del Reino Unido. Bajo sus cielos, predominantemente grisáceos, encontramos un importante núcleo financiero, comercial, artístico y de medios de comunicación. Pese a ello, y probablemente debido al hecho de ser también una ciudad universitaria, gran parte de su población es una población joven. Esto la convierte en un lugar lleno de vida, con una agenda de ocio de lo más variada y completa.

Hace ya más de un año que llegué a esta ciudad. Como muchos otros de mis compañeros, al salir de la universidad, me decidí a vivir la aventura de explorar nuevas fronteras, nuevos lugares y vivir nuevas experiencias. Solo unos meses, me dije, lo justo para descubrir el lugar y mejorar mi inglés, después volvería a casa para disfrutar del verano, o al menos, ese era el plan. Pero tan pronto como mis pies pisaron suelo mancuniano por primera vez, supe que había llegado para quedarme, al menos, más tiempo del planeado.  Hace ya más de un año que me enamoré de esta ciudad, y probablemente lo que más me guste de ella sea que aún no sé qué es exactamente lo que me gusta tanto, porque quizá sea todo.

Uno de sus grandes puntos fuertes, y lo que más destaca también a nivel visual cuando llegas por primera vez, es su arquitectura. Situada al noroeste de Inglaterra, Manchester es considerada la primera ciudad industrializada del mundo, es decir, sus calles fueron testigos del nacimiento y el desarrollo de la primera revolución industrial. A día de hoy, es una ciudad totalmente reformada, que intenta ofrecer tanto a sus habitantes, como a sus visitantes, el mayor número de espacios para el desarrollo de actividades de ocio posible. Pero lejos de dejar al olvido su pasado, ha decidido incluirlo en su presente en una fusión entre tiempos casi mágica, y eso es fácil de observar en su arquitectura. Lo que se ha hecho, es preservar la estructura exterior original de muchos de los edificios, ya sean manufacturas, almacenes ferroviarios o fábricas, y modificar únicamente su interior, de forma que nos podemos encontrar un edificio del S.XVIII albergando una estructura del S.XXI .

Great

Great

Uno de los ejemplos de lo anteriormente citado, es el Great Northern. Situado en Deansgate, fue construido en 1885 y abrió sus puertas primera vez en 1889 como almacén de bienes ferroviarios. Reformado en 1998, ahora encontramos en su interior cines, restaurantes e incluso un casino.

Northern Quarter Fuente: Imagen Original

Northern Quarter
Fuente: Imagen Original

La Zona del Northern Quarter, con su ladrillo rojizo, sus escaleras colgantes y sus reminiscencias neoyorquinas es todo un referente en la ciudad y sin duda alguna, mi gran favorita. Se le podría denominar “la zona alternativa” de Manchester. En sus calles podemos encontrar bares y pubs con música en directo casi todas las noches, tiendas de segunda mano, mercadillos alternativos, galerías de arte…  Pasear por ellas te hará creer que has atravesado el océano para caminar en la Gran Manzana por un momento. Precisamente por su gran parecido con Nueva York, ha sido, en ciertas ocasiones, un buen escenario para los rodajes de grandes producciones cinematográficas, la última de ellas, “Capitán América”, en el que se utilizó Dale Street para recrear el NY de los años 40.

Northern Quarter Fuente: Imagen Original

Northern Quarter
Fuente: Imagen Original

Otra de las zonas que no te puedes perder si visitas Manchester, es Castlefield. Si NQ te hará pensar en New York, Castlefield te recordará a Amsterdam, con sus canales, sus barquitos-casa y sus pequeños puentecitos curvados, es un lugar perfecto para sentarse, relajarse o hacer un picnic (si el tiempo lo permite).

Castlefield Fuente: Imagen Original

Castlefield
Fuente: Imagen Original

Dejando a un lado la arquitectura, otro de los aspectos, que más admiro de esta ciudad, es su manera de abrazar la cultura y el arte en general. Es muy difícil encontrar una ciudad en la que la expresión artística tenga tanto valor y eso es algo que la hace especial. Solo hay que echar un rápido vistazo a la historia de la música para observar cuantos y grandes artistas han salido de las calles de MCR. Bandas como “The Smiths”, “Joy Division”, “New Order”, “The Stone Roses” u “Oasis” son solo algunos de ellos.

Es cierto que Manchester inspira, por ello son muchos los que decidieron en su momento rendirle homenaje en sus creaciones. Ian Brown, integrante de los Stone Roses, le dedico “Longsight M13” en la que habla de las maravillosas cosas que ha visto y vivido en su ciudad natal. La banda “Take That” también se acordó de ella en su álbum “Beautiful World” (2006) con un tema que titularon “Mancunian Way”.

Si hablamos de pros y contras a la hora de vivir aquí, nos encontramos lo siguiente: -Uno de los grandes beneficios que ofrece, en comparación con otras ciudades británicas, es que es una ciudad barata. El transporte público oscila entre 1-4 libras, pero debido a que no es una ciudad grande, no es necesario tomarlo en muchas ocasiones. El precio de la vivienda es también mucho más bajo que en ciudades como Londres o Bristol, llegando en muchas ocasiones a encontrarse en la mitad que las anteriores.

-Como puntos negativos, por decirlo de alguna manera, incluiría el acento. Si no tienes mucha base de inglés, puede que el acento mancuniano te resulte un tanto complicado cuando lo escuches por primera vez, pero una vez que te acostumbres, no será tan difícil. Otro de los puntos flacos es su clima, si buscas cielos despejados y temperaturas medianamente altas, siento ser yo quien te diga, que este no es tu lugar. Aquí llueve, y llueve casi a diario, no de una forma intensa, pero acuérdate del paraguas, porque lo vas a necesitar.

A grandes rasgos, Manchester es una de esas ciudades que no te deja indiferente, que tienen encanto, que te atrapan. Esta pequeña gran rebelde ha sabido como reinventarse a lo largo de los años, renovándose en cada época sin perder nunca su esencia, su carácter. Construyendo su futuro sin olvidarse nunca de su pasado. No importa como seas, como te definas, de donde vengas o hacia dónde te quieras dirigir, esta ciudad tendrá un rinconcito especial para ti. Ya lo dijo Ian Brown “Manchester tiene de todo, excepto playa”, pero ¿quién la necesita teniendo todo lo demás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *