“Las horas en la calle es lo peor, es durísimo, sobre todo porque es mucho tiempo de pie”

Hipster reconocido, amante del Jiu Jitsu y Yuser. Antonio Castelo (Alicante, 20 de junio de 1982), es un humorista y periodista que colabora en “Yu: No te pierdas nada”, “A vivir que son dos días” y “Oh my LOL”. 

 

En la universidad estudiaste dos carreras, física e ingeniería informática, pero te metiste en el mundo de la radio. ¿Eres más de letras o de ciencias?

De ciencias. Académicamente era más de ciencias, pero es que para mi la comedia no es de letras. De hecho se parece más a las matemáticas que a la prosa.Tiene más patrones y cosas lógicas, se parece más a la lógica y a la álgebra que a otra cosa.

 

Empezaste en la radio de la universidad y te pasaste a la radio autonómica valenciana. ¿Cúal fue el momento en el que te diste cuenta que querías vivir de esto y no de programar softwares?

Desde el principio que empecé a hacer radio me molaba un montón y cuando vi que me comenzaron a pagar dije “uy cuidado que es tal”. Fue poco a poco yo creo.

 

Si yo te digo “Ciudadano Freak”, ¿que te viene a la cabeza?

El primer late night que tuve en la tele de la universidad. Una tele bastante potente además. El estudio era igual que el de Yu. Cámaras robotizadas pero hace quince años. Era una pasada. Un programón. Era cómo hacer tele nada más empezar, empezar haciendo ya cosas, eso fue muy guay. No estudié cosas, sino hice cosas, directamente.

 

¿Cómo fue tu primer día en la televisión? Llegaste al estudio y dijiste “Para adelante”.

Sí, un poco así, cómo hacía mucha radio también tenía ese rollo y luego en Mallorca cuando curré allí, un poco tirando millas.

Has colaborado en Schwartz & Co, Buenafuente, Caiga Quien Caiga, El Sacapuntas, UAU! y en El Intermedio en televisión y en A vivir que son dos días, Oh my Lol y Yu: No te pierdas nada en la radio además de ser el fundador de papanatos.com. Y creo que no me dejo nada.

Sí, te dejas una cosa que he metido siempre que es el primer programa que hice en Mallorca nada más llegar allí, que se llamaba “Ja hi som tots” . Un programa de las tardes del corazón. Y hacía de un barman, era un programa loquísimo. Empecé ahí porque iban a coger a un tío cubano y yo era el guionista.

 

La primera vez que hiciste como reportero fue en Caiga Quien Caiga. ¿Qué tal llevastes eso de pasar tantas horas en la calle?

La primera vez que hice de reportero fue en todos los programas anteriores que hice y en Buenafuente, hice un reportaje del Real Madrid – Steaua Bucarest de la Champions, y gustó y por ahí me llamaron de Caiga Quien Caiga. Las horas en la calle es lo peor, es durísimo, sobre todo porque es mucho tiempo de pie. Es cómo al día estar ocho horas de pie. Y es muy duro hacer de reportero, súper duro. Sobre todo para que tenga gracia, para que tenga gracia significa, horas. Y eso es muy cansado.

 

Has conocido y realizado preguntas a Ben Affleck, Will Ferrel, Demi Moore, Jason Derulo y Justin Bieber. ¿Quien te hizo más ilusión conocer?

Martin Scorsese. Te lo has dejado, y en un reportaje del Caiga de las burbujas de Freixenet.

 

A Ben Affleck le ofreciste una partida de póker. ¿Llegó a darse esa partida o no?

No, porque se enfadó. Le hice una pregunta, se enfadó y me vetaron en los estrenos de Warner.

 

Sinceramente, ¿pasate con Justin Bieber el peor momento, o por lo menos, el más embarazoso de tu carrera?

No, la verdad. He pasado cosas mil veces más jodidas, con gente más importante. Más importante para mí en aquel momento, porque si tú ibas de viaje a Los Ángeles a entrevistar a Ben Affleck y la cagabas, pues claro, se te venía encima un agobio, pero si viene aquí y tal, pues bueno. No es tanta presión, nosotros ahora valemos más por la comedia que hacemos que por hablar con Justin Bieber.

 

Asier Navío con ANtonio Castelo

¿Cómo fue para ti cuando te propusieron colaborar en El Intermedio? Siempre habías trabajado de reportero más desde el humor, tocaba ser un poco más serio.

No, era de humor también total. No hacía nada de política, era todo humor. Tenía ganas de trabajar allí. Me lo dijo Michael que es el jefe, y súper bien.

 

Has ido ascendiendo desde colaborador a reportero y ahora eres presentador de dos programas, los viernes de Yu: no te pierdas nada y los martes de Castelo domina el mundo. A este ritmo de crecimiento, ¿te ves en unos años con tu propio programa diario?

Sí yo creo que sí, pero no tengo prisa la verdad. Poco a poco. Haciendo cosas que molen sobre todo, que me molen a mi. El programa de La Ser, que está muy bien. Y es un programa muy bueno, con una banda en directo, con colaboradores guays, con Burque, con Pilar. Y aquí en Yu es increíble. La verdad es que los siento míos. No tengo ninguna prisa por tener un programa en la tele que dure dos semanas.

 

Vamos a ir acabando ya. ¿Que tal va el jiu jitsu?

Jiu-jitsu a tope. Me flipa porque cómo no hay nada de estas cosas de la tele y no vale nada. sólo vale sobrevivir a muerte y es muy divertido. Te obliga a pensar a ejercitarte, a dar poca importancia a ti mismo y más a los demás.

 

Por último. Un consejo a alguien que está o ha estado en tu situación de estar en una carrera y darse cuenta de que su futuro no tiraba por esas ramas.

Que se dedique a lo que le gusta, que piense en hacerlo bien y ya le pagarán por hacerlo. Tienes que buscar algo que te guste y luego llevarlo al punto de que te puedan pagar por ello. Para mí el problema es cuando alguien ve a Dani Mateo presentando algo y dice “yo quiero ser Dani Mateo”. No, porque para ser Dani Mateo a lo mejor tienes que hacer muchas cosas que tú no quieres hacer. Es mejor encontrar que te gusta hacer, y no quien quieres ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.