Mientras no elijas, todo sigue siendo posible

¿Nunca habéis tenido la sensación de que si hubierais hecho una mínima cosa de otra manera toda vuestra vida hubiera sido completamente distinta? ¿Nunca habéis estado ante una elección imposible? Estoy seguro que sí, pero algunos no lo reconoceréis por no dar a entender que os equivocasteis en la elección.

Yo también era de esos que se imaginaba que hubiera pasado si hubiera tomado otra decisión. Me trataba de convencer a mi mismo de que el camino que yo había elegido era el correcto. Pero mi actitud ante ese tipo de situaciones cambió de golpe, sin que me lo esperara, sin buscarlo, cuando vi “Las vidas posibles de Mr. Nobody”.

El argumento es sencillo, la forma de contarlo no. El último mortal de La Tierra (Jared Leto) está cerca de morir, por lo que se convierte en una gran atracción para todo el mundo. De esta manera concede una entrevista en la que relata todas sus posibles existencias y matrimonios que no llegó a vivir.

Hasta aquí todo parece normal, una película más. Es la producción, la manera de avanzar y retroceder continuamente en la historia lo que hace de esta película dirigida por Jaco Van Dormael, un filme imprescindible para cualquiera que le guste quedarse pensando antes de conciliar el sueño. Es una de esas películas que no sabes cuando acaba, necesitas al menos tres días para digerirla y sacar una conclusión clara sobre ella.

La separación de los padres de Mr. Nobody es el punto de inflexión de la historia, en torno a ese punto gira toda película. Mr. Nobody, que por entonces era un niño, es incapaz de tomar una decisión; cuando está a punto de morir recuerda esa situación y todas las posibilidades que tuvo, con todo lo que cada una de ellas hubiera supuesto.Cada una de esas vidas es verdadera, cada camino es el camino verdadero, todo podría haber sido otra cosa, y habría tenido el mismo sentido”.

Esta es una de esas obras maestras desconocidas, por desgracia. Puede que por no estar dirigida por un director mundialmente conocido, ni interpretada por actores de primera línea, ni tener la atención mediática que se merece. Pero sin duda, y sinánimo de autronombrarme crítico de cine, la insertaría en una larga lista de películas de culto, donde compartiría categoría con otros títulos como Shutter Island o Big Fish.

Ahora que ya has leído estas palabras tu vida va a ser distinta a como hubiera sido si no lo hubieras hecho. Pero como dice Mr. Nobody, “no podemos volver atrás. Por eso es difícil elegir. Tienes que tomar la elección correcta. Mientras no escojas, todo es una posibilidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.