“Piénsatelo bien, porque es para siempre”. Si eres una de esas personas que por un casual se ha planteado alguna vez en la vida hacerse un tatuaje, esta es la frase que probablemente más hayas escuchado. Cuando hablamos de tatuajes, siempre relacionamos la tinta gravada en nuestra piel como algo para la eternidad, ¿no es así? Pues bien, no. No es así. No es así, simplemente porque en mi opinión, nadie puede hacerse nada pensando que va a ser para toda la vida.

Hay cada vez más personas que se quieren tatuar y cada vez hay técnicas más avanzadas para quitarte los tatuajes de los cuales te has arrepentido. Eso sí, no sale nada barato. Pero quién sabe. Algo que te hacía mucha ilusión a los 17 años, te puede resultar un estorbo a los 50. Solo hay que tener una cosa en cuenta: si te haces un tatuaje, es mejor que te lo hagas con significado. De esta forma, no te cansarás de él. O por lo menos, será mucho más difícil.

¿Y por qué esto de tatuarse el cuerpo? Está claro que hay una especie de afán por tatuarse pensamientos, obsesiones, recuerdos.. con la finalidad de llevarlos siempre con nosotros. Es algo que realmente llama la atención. En mi caso por lo menos, siempre me fijo en todas las personas que tienen tatuajes. Me fascina saber que detrás de cada símbolo, de cada letra, de cada dibujo… hay probablemente una historia y un significado que llena la vida de alguien.

Resultado de imagen para tatuajes minimalistas Resultado de imagen para tatuajes minimalistas

Resultado de imagen para tatuajes minimalistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *