El reconocimiento y el talento no siempre han ido acompasados, el primero siempre suele florecer más tarde, pero eso no quita que a tus espaldas lleves una mochila cargada de experiencia y trabajo. Es el caso de Shinova, quienes plantaron su semilla allá por 2008 y ha sido este verano, cuando han recogido el fruto de la mano del sello de Warner, con Volver(2016).

“En 2008 Ander y yo, nos encontramos en unos locales de ensayo, él tenía su grupo y yo el mío y decidimos empezar a hacer música juntos porque coincidíamos en muchas cosas a nivel artístico”. Habla el líder de la banda Gabriel de la Rosa, y de ahí se oyeron los primeros Latidos(2009) del grupo que comenzaba a gestarse. Sumidos ya en la vorágine de componer, grabar, y actuar apareció La Ceremonia de la Confusión(2011), siguiendo la línea de su anterior disco; pero es a partir de aquí donde hay un cambio de formación y de estilo o en palabras de Gabriel “fue un cambio de rumbo, y los trabajos anteriores sirvieron de experiencia y todo suma”. De este cambio nace Ana y el Artista Temerario(2014) el cual supone un salto cuantitativo y cualitativo, y parte de la crítica así lo corrobora comparándolos con grupos como Lori Meyers o Sidonie, a lo que Gabriel se muestra pudoroso; “hay un acercamiento en cuanto al sonido limpio, y que no hay distorsión, pero no sabría si artísticamente estamos mas cerca o mas lejos; si es verdad que nos gustan mucho, admiramos una barbaridad a Lori Meyers y es un honor” comenta con orgullo.

captura-de-pantalla-2016-11-03-a-las-12-42-01

Volver(2016), es el último trabajo publicado este verano, donde aparece Warner, la cual “conocíamos del disco anterior, y cuando terminamos éste lo escucharon y conectamos muy bien. El soporte se nota, la distribución es mayor, yo creo que está llegando a puntos que el anterior no había llegado, el apoyo y el trabajo constante tiene mucho que ver” argumenta De la Rosa. Y para ellos en este disco se demuestra que “cada canción es una historia; dispar como nosotros, como personas que vivimos cosas diferentes. Queríamos hacer un resumen de todo lo que vemos, oímos, sentimos, e hicimos Volver. Muchos temas se nos quedan fuera, pero es un buen resumen de lo que somos nosotros, tanto como músicos y como personas”.

Sonorama punto de encuentro

Sobre ese soporte y mayor distribución hizo mucha mella el Sonorama, poco antes de publicar el disco Ana y el Artista Temerario, pudieron tocar en Aranda de Duero en 2014 y pegar otro salto, “nosotros estamos viendo que por ejemplo el ir al Sonorama ha hecho que mucha gente nos conozca, y vimos que luego en Cáceres y Sevilla la gente nos conocía y se sabía nuestras canciones. La gente está demostrando esa pasión” y repitieron en la última edición tocando en la Plaza del Trigo, algo mágico, difícil de explicar en palabras comenta Gabriel; y argumenta el tema de los festivales: “son un escaparate tremendo para bandas que se quieran dar a conocer, tú puedes ver a un cabeza de cartel, vas a por un bocadillo, te topas en un escenario y ves una banda que flipas, que sin eso de otra manera más sería difícil” justifica. Además de ser un escaparate del público, sirve de compadreo entre bandas “es bonito, porque te encuentras con ellos y al final haces una amistad y salen cosillas luego. Tenemos suerte de vivir un periodo tan brillante” asegura Gabriel de la Rosa. Todo este éxito no les hace perder su punto de partida ni sus orígenes, “nuestra meta siempre fue y ha sido disfrutar cada momento y mantener esa ilusión. Por ejemplo la primera canción que sacamos tenía un sonido horrible, y veías que la oían cuatro o cinco, y les gustaba; ya era un triunfo y ahora, a día de hoy, que veas que reconocen nuestro trabajo es una victoria grande, no sabremos que pasará en adelante por eso disfrutamos del ahora”. Un ahora repleto de conciertos y en plena gira, “hasta Barcelona en Diciembre, para 2017 ya se están moviendo cositas, no hemos hecho publico nada pero sí es oficial, pasaremos fijo por Euskadi, Durango en el Plateruena donde nos tratan de lujo y/o Bilbao también” zanja el líder de Shinova.

Influencia y variedad

Hablar de grupos indie en Euskadi supone rascar en la pared hasta dar con la caja fuerte, “no es muy frecuente este estilo en Euskadi… pero ahora hay muchas bandas y variedad (Belako, Rural Zombies…), estamos viviendo un momento bonito en ese sentido, esto ira creciendo, las nuevas generaciones vienen muy fuertes” asegura, y justifica; “no había tanto indie… pero tampoco había Jazz y están saliendo grupos de Jazz, e incluso de Folk, y parece que no había base tradicional y de repente salen con influencias de mezclas de gaitas y te meten country, esta globalización que estamos viviendo a nivel social, es una influencia también en la música” finaliza. Y no sabemos si esta globalización ha sido el resultado del nombre del grupo Shinova, “´Shi´ es energía y nova que es nuevo… no sé si somos místicos o fumamos mucho aquella noche” asegura entre risas, “nos gustó, y por aquel entonces no había muchas cosas en Google, a nivel posicionamiento”.

Seguramente marcharán más lejos que de “El País de las Certezas”; por ahora pasarán por A Coruña y Vigo, de donde provienen sus orígenes, aunque nos recuerdan que son vascos y muy de pueblo además.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *