Acudo a la cita en el hotel Ercilla de capa caída. Los días son cada vez más cortos y este tiempo de perros no hace más que empeorar la situación. No hemos cruzado más que un par de palabras y Enfermera Saturada (Hector Castiñeira) me ha administrado una buena dosis de sonrisa contra todo los males, como llevaba ya un tiempo haciendo en su blog, twitter y libros.

Todo comienza con tu blog ¿No es así?

Bueno, el problema es que en el dossier de prensa viene mal. Todo empieza en Twitter. Es en Twitter donde en febrero de 2012, creo el personaje. Y de Twitter paso al blog.

Tienes ahora mismo 65.300 seguidores en Twitter más o menos, y además tu blog pero ¿Cómo se pasa de eso a tu primer libro “La vida es suero”?

De primeras puede parecer complicado pero en el fondo no es lo es tanto, por lo menos en mí caso. Empiezo en Twitter, contando historias del hospital. Pero claro, tienes la limitación de caracteres, no te da para mucho más. Me paso al blog porque ahí sí que puedo escribir las historias del hospital más extensas. Y de ahí surge la idea de pasar del blog al libro porque pienso “oye si esto que publico yo en el blog está gustándole a la gente, si escribo más y lo agrupo todo, da para un libro”. El problema no fue escribir el libro, sino encontrar editorial.

¿Crees que es fácil hoy en día publicar un libro o no hay nada como el respaldo de una editorial?

img_0013

Enfermera Saturada (Héctor Castiñeira) en la cafetería del Hotel Ercilla Fuente: Propia

Yo se lo debo todo a la autopublicación y a Amazon que fue donde yo realmente empecé autopublicando. Porque a mí no me vino nadie de ninguna editorial a llamarme y  a decirme “oye pues, porque no hacemos un libro con este proyecto tuyo”. Una vez yo tenía el libro escrito, el primero, el de  “La vida es suero”,  mandé a distintas editoriales la propuesta, pero nada, ni caso. Ellos reciben cada día muchos libros, muchos manuscritos y se pierde ahí, en el medio y la mayor parte ni me contestaron. Entonces vi en Amazon una opción en la que tu podías autopublicar y no te requería adelantar dinero como otras formas de autopublicación y fue ahí como me lancé y como empecé. Yo me hacia mi propia promoción en las redes que yo ya tenía con el personaje. A raíz del éxito que tuve autopublicando en Amazon fue como las editoriales me llamaron. Pase de no tener editorial a poder escoger.

Estrenaste el mes pasado “Las uvis de la Ira” cuéntanos  ¿De qué nos viene a hablar “Satu” en este libro?

En este, el que es el tercer libro “Satu”,  la protagonista harta ya de la precariedad laboral en España y de recorrer la península de oposición en oposición sin encontrar una plaza fija, ve en Reino Unido una oportunidad de irse a trabajar y que allí le ofrecen estabilidad, y que le ofrecen un sueldo mejor que en España y entonces da el salto y se va para allá. Pero claro no siempre es fácil, sobre todo empezando por el nivel de inglés, que todos pensamos que tenemos un nivel de inglés medio y claro nos llega para sobrevivir en Londres, pero no para trabajar.

Satu y tú compartís profesión, compartís vocación también pero ¿Qué os diferencia a ti y a Satu?

Pues hay mucho de autobiográfico en Satu la verdad. Sobre todo en el primer y en el segundo libro, en esta parte, en el tercer libro yo la verdad que no llegué a ir a trabajar a Reino Unido. En esta parte lo que hice fue hablar con enfermeras que estaban trabajando allí y me fui a Reino Unido a ver cómo estaban trabajando allí, el modo de trabajar… y así es como pude escribir la parte esta de como Satu se va a trabajar allí. Pero realmente, yo soy enfermero, estoy con contratos eventuales, esperando a que una enfermera se ponga enferma para que me den su baja. Realmente sí que hay mucho de autobiográfico.

Me ha llamado la atención el capitulo “La teletienda” en el que hablas de un secreto de la profesión ¿Tan larga se hacen las noches en el hospital como para que la teletienda se vuelva una forma de sobrellevar la noche?

Al que ve por primera vez la teletienda dice “Dios que es esto” y cambia de canal. Pero cuando te toca trabajar en el turno fijo de noches, que al final hay un momento ahí en el turno fijo de noche entre las dos de la madrugada hasta las seis, en el que realmente no tienes más trabajo que el que pueda surgir. Entonces estás 3-4 horas sentado con tus compañeros esperando que pase la noche. Y una forma de partirte de risa es viendo el programa de la teletienda sanitaria, que venden de todo y digo pero quien compra estas cosas.

¿Aprovechas estos turnos para dejar volar tu imaginación?

Durante el turno llevo una libretita en la que voy anotando esas cosas que ocurren y digo esto da para tweet, esto da para historia. Y sí que en esos momentos en los que todo se relaja un poco es cuando la libreta empieza a tomar forma de libro. Osea que realmente es un libro que nace en la noche.

¿Las ilustraciones que vienen en el libro son tuyas?

No, que va, yo de ilustrar poco más que el 6 y un 4 y te hago un retrato. Me las hace una chica de A Coruña ya desde el primer libro. Cuando autopubliqué yo buscaba un ilustradora que le diera un poco de vida a Satu, contacté con esta chica y como era todo así, autopublicado, apenas le pagué porque no tenía apenas dinero para ello. Cuando me cogió la editorial quise mantener la misma ilustradora y ahora tiene ella su propio libro,  “Con tacones y a lo loco” y ella se llama Clarilou.

Aparte de lo obvio que eres enfermero ¿Por qué enfermera saturada?

Bueno la parte femenina sí que me preguntan a veces por que le pongo nombre de enfermera y no de enfermero, simplemente es cuestión de mayoría, en España somos menos enfermeros que enfermeras. El 90% son mujeres, pues lógicamente, si yo quería que la gente se identificase con el personaje tenía que hacerlo de una enfermera. Y además no me cuesta escribir en femenino por que como al final pasamos todo el día entre mujeres desde la carrera, las vas entendiendo un poco mejor.

Y lo de saturada por los turnos, por los tipos de contratos que tenemos: por horas, por semanas, por días… y por la carga existencial también que hay. Un poco por todo dije, pues saturada.

Enfermera Saturada nos dedica el libro "Las uvis de la ira"

Enfermera Saturada nos dedica el libro “Las uvis de la ira”

Durante un tiempo mantuviste tu identidad en el anonimato, un poco a lo superhéroe ¿Cómo se lleva la doble identidad?

Un poco a lo Clark Kent, por que al principio ni mis propias compañeras de hospital lo sabían. Entonces  claro, al principio, cuando eran pocos seguidores era más fácil pero cuando el número de seguidores va aumentando se complica. Incluso a veces en la planta sufríamos una situación cómica y a la hora lo tweeteaba, y ellas se preguntaban “¿esto como lo han tweeteado si lo hemos vivido aquí?” y es como ostras me van a pillar. Estuve algo más de dos años manteniendo el personaje anónimo.

Ahora incluso mis seguidores me envían historias, y a veces incluso ellos me utilizan un poco de altavoz y de denuncia. De cosas como que les quieren cerrar un hospital en no sé donde, para hacer un poquito de presión. Y yo encantado de poder ayudar a la profesión y a los enfermeros.

El otro día comentabas por twitter que habías venido a Bilbo huyendo de Rajoy, parece que lo has conseguido que no te ha puesto de ministro de momento ¿Qué haría enfermera saturada si fuera ministra por un día?

Lógicamente y siendo un poco egoísta me centraría en enfermería igual más que en el resto de colectivos sanitarios, pero sí que lo primero que haría serian tres prioridades: modificar el Real Decreto de Prescripción que aprobaron hace unos años y que nos perjudica muchísimo; sacar adelante las especialidades; y adecuar las plantillas, es decir igualar el ratio enfermera paciente al resto de países de Europa. Somos el país de Europa con este ratio más bajo, así que la carga de trabajo es el doble.

Pepucomag con Enfermera Saturada Fuente: Propia

Pepucomag con Enfermera Saturada Fuente: Propia

En tu libro hablas de las “Nubes” ¿Qué son? ¿Que es peor una nube o un medico?

Yo llamo la nube a la supervisora, porque está un  día estupendo hasta que aparece una y se cubre el sol y se fastidia el día. Hoy en día sí que la relación entre médicos y enfermeras ha mejorado mucho, sobre todo con los residentes más jóvenes, es otra cosa. Casi es peor una nube que un médico.

Vamos a ir terminando no sin antes preguntarte para alguien que esté estudiando o se esté pensando estudiar enfermería ¿Por qué estudiar enfermería? ¿Qué consejos le darías?

Para mi es la profesión más bonita del mundo, respetando las demás. Que puedas ayudar en todas las etapas de la vida de un ser humano, desde poder ayudar a nacer a una persona hasta poder ayudar a morir. El otro día vi el debate de la muerte digna y todo este tema, el hecho de poder ayudar a morir, a nacer y estar presente en todas las etapas de la vida de esa persona, para mi es lo que lo hace especial.

Y para alguien que esté estudiando le diría que aprovechase los años de universidad, que pasan muy rápido. Que aprovechase las prácticas, que no tuviese prisa por entrar al mercado laboral, que aprendiese mucho y que recorriese muchos hospitales y maneras de trabajo diferente. Para coger lo mejor de cada enfermera con la que te vas cruzando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.