Entrevistamos a Freedonia, grupo referente en la escena alternativa del Soul y el Funk, tras diez años en el escenario, ahora van camino de su tercer disco, un doble disco que se financiará mediante una campaña de crowdfunding. Pudimos charlar antes de su concierto en Bilbao a principios de Enero.

Empezáis el año una vez más en Euskadi (Vitoria-Gasteiz y Bilbao)…

Sí, ha coincidido ya tres años que hacemos la misma ruta, empezamos por buena tierra estamos muy contentos.

En este recién terminado 2016, cumplisteis 10 años. ¿Qué balance hacéis?

Son años haciendo la música a nuestra manera, sin que haya compañías discográficas de por medio, ha sido un crecimiento paso a paso. El resumen sería que ha ido todo muy hablado.

A caballo entre el Soul y el Funk, algo que no es muy comercial y a priori complicado para triunfar así, y vosotros lo habéis hecho ¿Cómo surgió la idea de crear Freedonia?

Jajaja, bueno en realidad, todo salió de una escuela de música moderna, y allí empezó a surgir un poco lo que era el encatamiento por la música negra en general; jazz, blues, soul…

Fuimos unos años instrumental y poco a poco fuimos dirigiendo al Soul, luego tuvimos una vocalista y ya a raíz de ahí la cosa fue creciendo. Vamos camino del tercer disco que ha pasado ya tiempo y buscamos un poco la madurez.

Este tercer disco también lo vais a financiar mediante crowdfunding, al igual que el primero. Ahora que ya estáis asentados y sois conocidos, ¿Firmaríais con una discográfica?

La idea es todo lo contrario, ni siquiera nos lo planteamos. Freedonia surgió de la misma manera de la que se mantiene: gracias a la gente que apoya el proyecto. No solo quedarse con los conciertos, hay que fijarse en el proyecto cultural, las licencias…etc.

Es algo bastante diferente, queríamos volver a establecer el proyecto como surgió, con crowdfunding, queríamos compartir esa inquietud, apostar por el proyecto en sí.

Podíamos haber planteado producirlo nosotros como el anterior, pero lo hicimos gracias a la gente que nos apoyó en el primero, ahora apostamos por un doble vinilo de calidad, que tenga buena serigrafía y que la persona al comprarla esté convencida nada más tocarlo. Es muy difícil que venga una discográfica y se encargue de todo, en el grupo cada uno hace una cosa; yo las entrevistas telefónicas, otro va a Radio 3 a las físicas…etc

Freedonia_001

Vuestros directos se caracterizan por vuestra puesta en escena. ¿Cómo es trabajar con diez personas sobre el escenario?

Jajaja, eso ha sido el dilema de la banda o de la sociedad en general, no estamos educados para el trabajo en equipo, sino para el individualismo. Nosotros, el punto más alucinante ha sido el de salvaguardar un montón de matices, como la amistad por ejemplo, al final somos amigos, ya no es cuestión de trabajo. Vamos a intentar mejorar en todo; el trabajo, el proceso, somos conscientes de lo que ocurre en el mundo de la música; el monopolio de la SGAE…etc.

Básicamente es cuestión de ir todos en la misma dirección y buscar un objetivo común, y cada uno aprovechar lo mejor que tiene. También hay que tener paciencia, cada uno tiene su manera de pensar, y si algo te capacita para ello es la amistad, saber a quien tienes enfrente y darle ese trocito de paciencia que todo el mundo merece. Ese tipo de cosas para al final conseguir ese producto es un trabajo humano muy grande, y cada año ha ido creciendo, son diez años y un tercer disco en camino.

¿Para cuándo tendremos ese tercer disco?

Pues creemos que para Mayo, todavía no puedo decir fechas oficiales, pero para Primavera…

Habrá camisetas especiales, aparte del doble disco claro jaja, el crowdfunding te da la confianza, la gente que aporta ha venido a los conciertos y se ha creado una sinergia. Es algo ilusionante, como cuando lo hacemos con otros crowdfundings, es un momento de apostar por la cultura, que sea sostenible y real, no jugamos a estrellas de rock and roll, sino con arte e ilusión.

Temas como “Beggin You” o “Heaven Bells” que pueden ser más soul, o más lentos pero con mucho sentimiento, luego los combináis con “Running to Nowhere” o “Girls are Dancing” que sirven para agitar, una curiosa combinación. ¿Son el mix perfecto?

Creemos que para un concierto funciona porque tiene que pasar de todo y es un camino, una historia, es como ver una película, tienes la escena más rotunda y luego una escena de ascensor en la que no pasa nada. Lo importante es palpar el contexto.

Mayka da ese toque africano al grupo, ¿puede hacer de amalgama entre los demás miembros?

La verdad es que ya nos conocíamos desde hace tiempo, porque hizo los coros del primer disco, ella ha introducido ese toque africano que pensamos que ha revolucionado todo. A la hora de hacer canciones todos pertenecemos al equipo de trabajo ese, y tenemos una identidad, no hacemos un soul clásico, como bien decías, hacemos canciones de todo tipo y ahí está la historia.

_PX_2335

¿Hacéis muchas versiones en los conciertos?

Algunas tenemos, y de hecho en el concierto intentamos que haya mucho movimiento: desde el mas rápido al mas lento. Lo hacemos para dar una vuelta de tuerca y porque nos encanta claro, aunque es cierto que cada vez hacemos menos, cada ves hay mas temas nuestros y en hora y media pues…

Siempre vais muy elegantes, ¿Cabe en el mundo del jazz o del funk ir más desinformal?

Eso depende de cada banda, nosotros elegimos vestirnos de esa manera y con total libertad, la historia es tener una pequeña uniformidad pero con elegancia, sobre todo por respeto a la cantante, como de apoyo, pero no creemos que sea importante, quizá para la industria sí (risas).

¿Vivís de la música? ¿Es posible eso con la autogestión?

Humildemente, pero vivimos sí (risas). En cuanto a lo de la autogestión hay que trabajar mucho, date cuenta que somos 10 junto a nuestro manager Miguel, que al final es uno más.

Las cosas cada día van mejor pero sí, hay que trabajar mucho, la clave es que preguntarse si estás en la música para forrarte o porque te gusta de verdad. Si tomas la decisión, al final a nosotros nos importa la calidad de la canción, por ejemplo en temas de producción de la vieja industria tendríamos que dejar de editar en vinilo porque no lo vería viable. Aquí la única entidad somos nosotros, los propios músicos y con el interés de hacer buena música, todo son decisiones nuestras; contratar a tres coristas…etc

A nosotros la fuerza no nos la da una compañía o un banco sino la misma gente. En la gira española nos encontramos con salas llenas que comparte nuestra manera de pensar…etc y eso es lo que da fuerza para seguir adelante. Todo no son los 40 Principales.

Festivales y planes para este 2017:

La idea es pasar por todos los que podamos, el año pasado estuvimos en Riazor, no paramos en todo el año. Sacar el disco, tener esa respuesta que a través del crowdfunding es súper importante, y que se eche más cuenta a la cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *