Debemos empezar a asumirlo. Vivimos la era del espectáculo en la que el villano se ha convertido en el dueño, casi absoluto, de los elogios del público. No es un tema de ahora, viene de largo. Sin embargo, han sido en estos carnavales cuando he terminado por darme cuenta. De todos los disfraces que he tenido la posibilidad de ver o, mejor dicho, de todos en los que me he fijado detenidamente, muchos emulaban la apariencia de varios de los villanos que mejor representan esta nueva era.

Puede que fuera Walter White (Bryan Cranston) quien abriera la veda, a pesar de que antes que él ya existiera algún vil amado por el público. Puede que fueran Gru o Megamind, quienes desde la animación dieron la vuelta a la historia usual de las películas. O puede, incluso que, en los más profundo, por mucho que nos cueste reconocerlo, veamos reflejado algo de nosotros  en aquellos que tantos quebraderos de cabeza dan a los “buenos”.

Por eso vamos a hacer un pequeño recorrido por los villanos más malos y a la vez más queridos de series y películas.

Negan

Negan con Lucille / hdqwalls.com

Negan con Lucille / hdqwalls.com

En pleno auge e inmerso en la séptima temporada de la serie apocalíptica The Walking Dead, este personaje, interpretado por Jeffrey Dean Morgan, se ha erigido como el mayor villano de AMC. Se vale del bate Lucille y del ejercito de personas bajo su mando para sembrar el pánico haya por donde pasa. Negan ha conseguido lo inimaginable en una serie donde el más mínimo descuido hace que te conviertas en un caminante más, dar más miedo que los zombies. Por eso y por su lenguaje literario y filosófico consigue helar la sangre de quien se ponga en su camino.

Joker

El Joker de Heath Ledger / www.iserbia.rs

El Joker de Heath Ledger / www.iserbia.rs

Es importante matizar. Aunque el Joker como personaje de cómic ya daba el suficiente miedo por sí mismo Heath Ledger lo elevó a un nivel superior. No fue solamente por el pelo verde engrasado, ni las cicatrices de la cara que le dibujaban una sonrisa. Los gestos de la boca, la manera de andar y la pintura corrida de la cara hicieron que el enemigo por excelencia de Batman, que tiene su parte de culpa en el temor generalizado por los payasos, alcanzara, con la interpretación del actor australiano, el equilibrio perfecto entre la locura y el terror.

Ramsay Bolton

Ramsay Bolton / laprensa.peru.com

Ramsay Bolton / laprensa.peru.com

El hijo bastardo de Roose Bolton puso la piel de gallina a todos los seguidores de Juego de Tronos con sus atroces y macabras acciones. A pesar de comenzar con buen pie, torturando a un Theon Greyjoy por entonces odiado, pronto comienza a ganarse el rechazo de todos los fans de la serie. Los horribles actos llevados a cabo tras su boda con Sansa Stark y su insaciable sed de sangre acompañado de su afán por torturar y mutilar, hicieron del Señor de Hornwood el personaje más temido junto a Joffrey Baratheon y Cersei Lannister. Ramsay fue junto a Jon Nieve el protagonista de uno de los mejor valorados capítulos, el que casi supone la muerte del Lord Comandante de la Guardia de la Noche, La Batalla de los Bastardos.

Davy Jones

Davy Jones / pirates.wikia.com

Davy Jones / pirates.wikia.com

“¿Temes a la muerte?”. Así irrumpe el capitán del Holandés Errante en la saga más famosa del universo de los piratas. El mitad pulpo, mitad cangrejo, con 46 tentáculos a modo de barba fue capaz de hacer que las piernas del extravagante Jack Sparrow temblaran en más de una ocasión. Davy Jones era el dueño del Kraken que mandó al capitán de la Perla Negra a sus dominios, en una especie de semi-muerte de la que consiguió escapar. El gobernante sobrenatural de los Siete Mares atacaba a marineros perdidos ofreciéndoles evitar la muerte a cambio de formar parte de la tripulación a bordo de su barco maldito.

Walter White

Muchos estaréis sorprendidos, muchos nunca habréis visto a Heisenberg como un villano, pero lo es. Es un claro ejemplo de como la perspectiva del público puede hacer que el malo (aunque no el peor) de la serie llegue a ser, a la vez, amado. El profesor de química más conocido de Albuquerque, incluso de todo el mundo, comenzó en el negocio delictivo por temor a dejar a su familia sin el suficiente dinero tras la muerte a la que su enfermedad le iba a llevar. Poco a poco fue dejando de lado esa idea hasta que simplemente fue una excusa para hacer lo que siempre había deseado pero nunca había hecho. Con varias decenas de muertes a sus espaldas e incontables kilos de metanfetamina azul vendidos por todo el mundo, Walter White, magistralmente interpretado por el cómico Bryan Cranston, se ha convertido en el villano más comprendido de todo el universo audiovisual. “I’m not in danger, Skyler. I am the danger”.

Darth Vader

El padre de Luke Skywalker, secreto a voces revelado en plena batalla fraterno-filial con la frase más mítica del cine, fue durante años el villano por excelencia. El que de joven fuera el Caballero Jedi Anakin Skywalker se corrompió y fue atraído por el Lado Oscuro por temor a que su amada Padmé muriera. Una vez esta falleció se dejó guiar por los Siths hasta convertirse en el más temido de toda la galaxia. Su característica forma de respirar, imitada, al menos una vez, por todos nosotros, helaba la sangre hasta del Jedi más valiente. La voz imperial de Constantino Romero elevó al cuadrado el temor infundido por Darth Vader.

T-Bag

T-Bag / www.ocio.net

T-Bag / www.ocio.net

Es difícil ser el más malo de una prisión en la que están encerrados los mayores criminales de Estados Unidos. Sin embargo, el personaje interpretado por Robert Knepper, se convirtió en el interno más peligroso de la Penitenciaria Estatal de Fox River. Condenado a la cadena perpetúa por seis cargos de secuestro, violación y varios homicidios en primer grado, el malo más malo de Prison Break, no tenía derecho a gozar de libertad condicional. Por si quedaba alguna duda de su inexistente bondad, a lo largo de la serie demuestra ser una persona agresiva y racista.

Hannibal Lecter

Hannibal Lecter de Anthony Hopkins / source.superherostuff.com

Hannibal Lecter de Anthony Hopkins / source.superherostuff.com

No, no nos hemos olvidado del personaje que prefiere un pie a una pizza barbacoa. El asesino en serie con el que Anthony Hopkins ganó un Oscar por su interpretación en El Silencio de los Corderos, ha provocado que muchas de las personas que durante años han visto la película necesiten varias horas para poder conciliar el sueño. El caníbal convirtió un acto tan cotidiano como sorber una sopa en el sonido más escalofriante del cine.

Es por estos personajes y por algún otro que nos hemos dejado en el tintero que los villanos ya no están tan mal vistos. Se consideran una pieza fundamental de la historia sin los que los “buenos” no serían tan buenos. Una pieza sin la que las series y películas perderían su atractivo. Así estamos ahora, comenzando a comprender y procesar que vivimos la era de los malos buenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *