A la intensa escena musical se ha subido desde hace poco más de un año Sofía Ellar (Londres, 1993), esta madrileña nacida en la frenética e inmensa ciudad de Londres, apacigua con su guitarra y sus canciones esta época “impaciente”. Recién licenciada de su grado en ADE, puso en marcha su proyecto musical materializado en Febrero de manera independiente a Seis Peniques(2017). Encaminada en su primera gira llega a su querido norte y antes de su actuación en Sala Stage nos atiende tras presentarnos a sus “niños” donde al piano se encuentra Victor Elías, sí, el carismático Guille.

Gran parte de su trabajo se dio a conocer a través de las redes sociales, Instagram, Youtube, Twitter…etc fueron los primeros testigos del inicio de Sofía Ellar: “Las redes sociales son algo maravilloso, antiguamente era impensable que alguien viera esto en Shangai, otro en la India… esto es una cosa maravillosa” comenta de manera radiante y agradecida, pero matiza: “También puede ser dañina, mucha gente tiene el poder de crearse una cuenta desde el anonimato e insultarte y hacerte unos comentarios que te duelen… Bien utilizada e intentando transmitir el mensaje que quieres transmitir puedes llegar muy lejos” afirma de manera empírica Sofía.

IMG_7438

Un trabajo que le ha servido para promocionarse y plasmar de manera física el trabajo virtual: “Estudié ADE que poco tiene que ver con la música, pero si lo piensas todo tiene un enfoque de negocio; puedes tener más pasión por una cosa u otra, pero no nos alimentamos del aire… ojalá. A través de un análisis de la música y del mercado, que ha cambiado tanto y que estamos en un punto de inflexión tan grande, me di cuenta que había un hueco en el mercado y que había una manera de hacerlo de forma independiente, con mucho trabajo–recalca y enfatiza–, la verdad es que no tener el soporte de una discográfica tiene muchas desventajas y mentiría si no lo dijera” admite de manera sincera.

El sello discográfico es algo que no descarta y lo deja en aras del porvenir, siguiendo el consejo de alguien del mundo de la música–no quiere revelar el nombre– que le dijo: “Sofía pisa escenarios, púlete, conócete, y encuentra tu esencia, y sobre todo escribe canciones y cuando te tengas encontrada y tengas un repertorio gordo y las cosas claras, ya habrá momento de firmar con una discográfica” narra y sonríe de manera agradecida, cual padawan al recibir el consejo de un Jedi.

Y vuelve a matizar sonriente, avisando a posibles haters: “No digo que de este agua no beberé, que luego sale uno diciendo “Pero tú un día dijiste que…” yo no digo que no–se pausa– yo digo que de momento estoy probando y conociéndome…” afirma tajante Sofía Ellar.

Captura de pantalla 2017-06-04 a la(s) 23.32.42

Aludiendo a su origen británico, esta madrileña nacida en la City, bautizó a su ópera prima “Seis Peniques” donde combina una docena de temas en español e inglés: “Lo hemos autoproducido mis niños y yo, mi banda de musicazos–extiende los brazos señalando el escenario–, que espero que se queden todo lo que dure esta historia y más. Estamos todo el día publicando cosas, les hago formar parte, hay mucho detrás del escenario, y es importante compartir eso” asegura con orgullo.

Además lleva a su público bien aleccionado incluso con sus temas en el idioma shakespeariano: “Hay canciones que canto en inglés y vamos a zonas de España que dices… a lo mejor la música en Castellano premia más, y te sorprendes como cuando cantas en Inglés, hay gente que se las sabe y te sorprende, y te alegra” cuenta de manera vehemente la artista.

Le pregunto acerca de sus influencias artísticas y personales: “Sofía como persona y artista hay una linea tan delgada que al final me fundo en una. Silvio Rodriguez, quizás, ha sido uno que he escuchado desde pequeña, que decía cosas para intentar cambiar el mundo, la música es algo que escuchamos todos, no hay nada más bonito que hacer pensar y transmitir cosas a través de una canción, y sobre todo pausar, porque vivimos en una época de impacientes y todo al alcance de click” concluye Sofía Ellar.

DSC_0227

Verano con Lima, su último single, evoca a ese ocaso en la playa, a esa vuelta de la playa sazonado de la salitre del Cántabro: “De momento soy más tranquila, igual en el segundo disco hago un temazo… no lo descarto, pues no me quiero ceñir en este estilo de cantautora, me gusta explorar, y no etiquetarme, y hacer lo que me salga del corazón” asegura volviendo a sacar su lado más racional y ambiguo”.

Sofía Ellar continúa su gira estatal, con su guitarra, sus niños, su desmelenada guitarra, y un atrezzo de plumas que le hace volar a través de los escenarios.

Facebook, Soundcloud, Instagram

DSC_0463

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *