Por Natalia Ortiz Allende

Actuando desde la cuarta batalla de DJ´s en el Momo de Las Arenas, pasando por el BEC, a Gora en el Casco Viejo de Vitoria y la Jimmy Jazz. Iker Murillo, o mejor conocido como Iki Muri, es un periodista y DJ, que ha conseguido hacerse un hueco en el panorama House, Techno, Indie, Disco, Pop de Euskadi. Ahora mismo se dedica a ser DJ y mezclar música de la de “Toda la vida”. Aunque confiesa que le fascina la música setentera y ochentera. Pero lo que mejor le diferencia del resto; son esas ganas de sorprender a su público día sí, día también, con temas que no se esperan para nada. Incluso cerrando la noche con Pop de La Oreja de Van Gogh.

Iki Muri Sumer mix 2017:

En primer lugar, ¿cuándo decidió ser DJ?

A decir verdad, no lo decidí. Estudié periodismo y empecé con las prácticas de verano en una empresa que se llama Letamina. Con Javi Letamendia, que era el batería de We Are Standard. Javi daba cursos de música y al trabajar allí, aunque yo no cobraba, me daban los cursos gratis. Uno de los cursos que organizaban era de DJ y -como hacía todos los que organizaban- me apunté e hice el curso. De ahí a un par de meses organizaban un concurso de DJ en Las Arenas, en un bar que se llamaba El Momo. Organizaban una batalla de DJ´s para gente que no hubiera tocado una mesa en su vida. De ahí salió: Let Dj que ahora está en el Antzoki pinchando. Y yo me apunté y ellos en su sabiduría decidieron que era el ganador. A partir de ahí, me piqué y comenzó la aventura.

“Un alter ego donde se dan vida estilos como el pop, disco, indie y electrónica todo bajo una filosofía siempre melódica y positiva.” Pero, ¿qué estilo diría que le define mejor o con el que se encuentra más a gusto?

Realmente lo que mejor me define es: eclectismo. Ahora estoy en la Jimy Jazz de Vitoria, en la sala de abajo, con música más variada, para el público general. Alguna vez que han tenido huecos en el piso de arriba me han pedido pinchar electrónica machacona y también lo he hecho. Pero, lo que suelo hacer habitualmente, sería un estilo de música setentera, ochentera de toda la vida (que se la sabe todo el mundo). Desde We Will Survive hasta Cindy Lauper. Siempre teniendo en mente las novedades que han salido. Aunque uno siempre intenta ir un poco más allá. No te voy a negar que lo que  siempre tira es el pop, los estribillos, el buen rollo y todo lo que sea eso, me vale.

¿Se dedica en cuerpo y alma al mundo de la música, o lo compagina de alguna forma con su carrera de periodista?

No, si tuviera que vivir de esto sería una especie de mendigo. Trabajo en una agencia de publicidad en Bilbao. Estoy llevando un Blog de rutas gastronómicas para turismo en Bilbao y me gano la vida con ello. Aparte, puedo trabajar tres fines de semana al mes de DJ, dependiendo un poco del trabajo que haya. Lo que sí que es verdad es que en verano hay más, pero así suelo estar. Esto es un agradable plus de dinero al mes.

Está cumpliendo su sueño realmente

Sí, que no es poco. Pero sí que es verdad que quien se dedica a esto como Yahaira, con la que he pinchado en un par de ocasiones, afirma que: “Requiere mucho esfuerzo y desgaste físico”.  Porque un DJ profesional del estilo nacional como Bambilen está el jueves en Santander, el viernes en Madrid y el sábado en Cantabria. Además, siempre tienes que estar buscándote la vida.

Rémix de La Casa Azul: Cerca de Shibuya – La Casa Azúl (Ikimuri Remix)

¿Cuál es el lugar más extraño en el que ha pinchado?

Hay unos cuantos. Voy a hacer memoria. Por ejemplo; pinché hace 2 años en el BIME pero no en el festival como tal, sino en la entrada del BEC, en la cafetería. Nosotros pensábamos: bueno esto está muy bien para que la gente que entra al festival se quede un poco con la movida. Pero claro, si tocaban Los Planetas a las 20.00, la gente entraba corriendo y no nos hacía ni caso. Estuvimos allí 4 horas y lo que decidimos fue sacar los altavoces a la recepción del BEC, para que a la gente le llegara la música, pero ni por esas.

Luego también, en tiendas de ropas he hecho mucho. Porque estoy colaborando con Dressed in Music, que son unos chicos que sacan unas camisetas con código QR, para que cuando las escanees, te venga la música que tiene ese artista. Sacaron una para DJ´s y me metí ahí con ellos. Tienen sus tiendas asociadas y de vez en cuando, me llaman para eventos. Ahora han sacado una sudadera que tienen los típicos cordones, pero son con cascos para música. Así que, entre bragas y calzoncillos también he pinchado.

Iki Muri Fuente: Iker Murillo

Iki Muri Fuente: Iker Murillo

Iki Muri Fuente: Iker Murillo

¿En qué sitio le gustaría pinchar que nunca haya estado?

Me gustaría poder pinchar en el Ocho y medio en Madrid. Antes hacían en el piso de arriba del Antzoki sesiones stereo rocks que ahora se han puesto más con el Techno profundo y no sé si encajaría. Pero la sala, la variedad, es que es una pasada: un sitio chiquitín, sin ventanas, todo muy underground y pienso: “Aquí yo algún día…”

¿Ha tenido alguna anécdota loca en alguna discoteca o pub por el hecho de ser DJ?

Sí, una muy loca. En un bar el año pasado, sobre las 2.30 estaba pinchando. Unas amigas que estaban en primera fila, me llaman de repente, y me señalan la cortina que hay detrás de mí. A la vez me llama otro amigo y me dice: “Tienes dos personas detrás de la cortina”. Miro para atrás, veo cuatro pies detrás de la cortina y dos calzoncillos asomando ahí debajo. A todo esto, con 300-400 personas en la discoteca y me dice mi amigo: “Quita la cortina”. Y le digo: “No, que si lo hago salgo mañana en las noticias”.

A todo esto, con 300-400 personas en la discoteca y me dice mi amigo: “Quita la cortina”. Y le digo: “No, que si lo hago salgo mañana en las noticias”.

Y entonces, ¿qué paso?

Llamé al de seguridad, porque gracias a dios al ser una discoteca grande tienen seguridad, y el de seguridad se encargó de todo. Salieron de allí, medio poniéndose la ropa…

¿Tiene algún proyecto en mente del que nos pueda hablar?

Ahora mismo mi objetivo es un poco seguir en el camino. Saqué una canción en colaboración con un amigo, y eso fue para lo de Dressed in Music. Ahora el proyecto que tengo es lanzar una web. Para poder tener ahí mi música, información e ir subiendo sesiones. Aunque también tengo en mente sacar algún tema más, pero con tiempo. Porque una cosa es tener mis sesiones de música y otra es componer como tal. Y por supuesto, seguir manteniendo todos los fines de semana el trabajo e intentar salir un poco de gira y conseguir proyectos nuevos.

¿En qué se inspira para componer su música?

Tampoco he compuesto tanta.

¿Mezcla temas y canciones más que componer?

Efectivamente. Aunque he hecho una reinterpretación de una canción junto a PVPILATION a través del sello Globular Bass Colective. Quería que hubiera algún remix. Vanesa Dubos me ayudó con la producción. Pero todavía soy bastante tímido con la producción. Ahora con el tema de David Guetta, se piensa y se confunde mucho lo que es un dj y un productor. Un productor es alguien que hace música y yo soy alguien que mezcla música. Aunque, quien sabe si algún día sacaré un disco…

Aquí tenéis su canción: Burns – PVPILATION ft. IKIMURI (Original Mix)

 

¿Considera que es difícil y duro hacerse un hueco en el mundo de la noche vasca?

Por la experiencia que tengo, me ha resultado más sencillo en Vitoria que en Bilbao. Hasta hace 4 meses yo no vivía en Vitoria. Aunque estaba, me movía, salía de fiesta y conocía a los dueños de los bares de Bilbao, a pesar de todo, me salía más trabajo en Vitoria. No quiero decir que sea algo general, pero respecto a mí, he encontrado allí locales más dispuestos a contratación que en Bilbao. Por ejemplo, donde más podría encajar sería en el Antzoki pero tienen sus DJ’s y de ellos no se van a mover. Y hay poco más, porque en Bilbao es verdad que hay muchas discotecas, pero en lo que respecta a mí y a mi música…

Entonces, ¿no hay cultura Indie, Rock, Techno en discotecas grandes por Bilbao?

Entiendo que en Euskadi hay menos cultura de discotecas o salas grandes para otro tipo de música. En cambio, en Madrid puedes tener el Ocho y medio o en Barcelona la Razz Matazz o la sala Apollo, que son más Indie, Rock, Electrónica. Pero en Euskadi se abren salas de proporciones grandes para Techno o Reggaetón.

Sonora cuando abrió tuvo una sala Indie que duró 3 meses. Entiendo que esas discotecas lo hacen porque tienen intención de seguir con ello. Pero a lo mejor nosotros aquí arriba no tenemos esa cultura de pagar 12 euros por la entrada, cuando te vas al bar de la esquina y hacen lo mismo.

Nosotros aquí arriba, no tenemos esa cultura de pagar 12 euros por la entrada, cuando te vas al bar de la esquina y hacen lo mismo.

¿Hoy en día cualquiera puede ser DJ?

El problema es que cada vez se apunta más gente a la moda. Al final el ser DJ no se trata de tener una técnica, se trata de tener un gusto musical o algo que quieras compartir.

Tengo mi manera de hacer y de aportar, aunque ponga muchas veces lo mismo de siempre, pero ese es mi sello personal. Que la gente diga: “Eso que ha puesto ese DJ no se lo he oído a ninguno”. Ser DJ lo puede ser quien quiera, pero que tenga algo diferente que aportar a la industria. Que no nos quedemos en el conformismo de Dorian y para casa. Porque para eso, sácate un cubata que lo hace cualquiera.

¿Cuál es su meta en la vida? Y ¿Cómo DJ?

Me gustaría poder tener una discoteca. Ya tengo la Jimmy Jazz en la que pincho 2 veces al mes, pero quizá una discoteca en la que pudiera tener una residencia fija. No solo estar fijo ciertos días a la semana, sino organizar una fiesta donde se puedan traer DJ´s invitados. Y poder colaborar todos los meses con otros artistas con los que me gustaría pinchar, porque hoy en día o te invitan ellos a sus fiestas o imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *