Lendakaris Muertos nace en Pamplona hace 14 años. Su estilo punk con canciones, cortas, directas y mezclando humor con críticas a la sociedad pronto hacen que se cuele en la lista de grupos imprescindibles para los amantes del género. Aitor Ibarretxe, Jokin Garaikoetxea, Joxemi Urkullu y Potxeta Ardanza forman un grupo con siete discos y más de cien conciertos a sus espaldas. Hablamos con Aitor Ibarretxe:


PREGUNTA: “Podrán cortar la droga pero no la primavera” es vuestro octavo disco. Cuando empezasteis, ¿soñasteis alguna vez con llegar tan lejos?

R: La verdad es que no, porque veníamos de otros grupos anteriores que no habían tenido mucho éxito. Yo había estado con mi hermano Asier, el guitarra, en otros grupos que no tenían nada que ver con Lendakaris. Yo no cantaba, tocaba la guitarra. Potxeta estuvo en los 80 en Ultimatum, Tijuana In Blue; Jokin también en Tijuana In Blue; Joxemi en Ska-P, No-Relax. Pero nunca habías tenido la idea de tener éxito con un grupo en la cabeza. Sino la de tocar porque nos divertíamos, porque nos gusta la música.

P: “Odio los partidos”, “Lamentablet” y “El 4k se llevó a mi chica” son las únicas canciones que pasan de los dos minutos. Y pocas son las que superan la barrera de los 180 segundos a lo largo de vuestra carrera. ¿Por qué son tan cortos vuestros temas?

R: Son tan cortos porque están muy condensados. Tampoco lo hacemos premeditadamente. Cuando hicimos el grupo estaban de moda las canciones largas, muy elaboradas y que la gente tocara muy bien y quisimos darle la vuelta a todo eso. En vez de repetir varias veces lo mismo queríamos algo más directo.

P: En este disco nos encontramos canciones que hacen referencia a las nuevas tecnologías. ¿En qué ha cambiado el mundo desde vuestros inicios?

R: Antes los móviles se utilizaban como un teléfono, para hablar. Ahora son como un ordenador, todo lo que antes tenías que hacer en casa ahora puedes hacerlo desde el teléfono móvil. Por un lado, es un avance muy positivo porque te da mucha movilidad, pero tiene otras desventajas de las que hablamos en nuestras canciones.

P: ¿Notáis que a gracias a poder escuchar música en los móviles y no necesitar de un Walkman os escucha más gente?

R: Me imagino que sí nos escucha más gente, sobre todo gente joven. De hecho, su única fuente de música es esa, a través de YouTube o Spotify. Tampoco sabemos de cuanto es la diferencia porque no sabíamos cómo nos escuchaba la gente. Ahora se ha diversificado mucho y el acceso a la música es mucho más fácil, lo que está muy bien para un grupo.

P: Habéis hecho este verano la “PandamericanaTour”. ¿Cómo surgió la idea de cruzar el Atlántico?

R: Lo hicimos porque nos escribían cada vez más del otro lado del Atlántico, pero no sabíamos si nos conocían cinco personas o cinco mil. Nos propusieron desde Panda Management una gira muy larga en agosto y dijimos que sí. Ha sido una experiencia muy buena, una pasada.

P: Con conciertos en seis países.

R: Comenzamos en Los Ángeles, San Francisco y San Diego; luego pasamos a México y de paso dijimos “ya que estamos por aquí vamos a grabar un disco”, así que alquilamos unos locales de ensayo. En México y en Colombia, a la vez que hacíamos conciertos, íbamos a las mañanas a ensayar. Y en Chile y Argentina y también mientras hacíamos conciertos grabamos las canciones.

P: Y durante esa gira se grabó el último disco.

R: Eso es.

Aitor Ibarretxe en el Kafe Antzokia //www.Facebook.com/lendakaris/

P: El término punk ha variado desde la década de los 80. ¿Qué significa ser punk en 2018?

R: El punk original tuvo su momento a finales de los 70 si tomamos como referencia “NeverMind The Bollocks” de Sex Pistols que se editó en el 77. Aquí vino a principios de los 80, con las características que se daban aquí. Nuestro batería, Potxeta, sí que fue punk en los 80. Sí que nuestra música, nuestras letras y nuestra actitud son punk pero si tomas el movimiento punk como un todo, nosotros no lo somos, porque estamos insertados en el sistema.

P: Desde vuestros comienzos habéis ido ganando peso en el punk. ¿Qué tal sienta ser una de las caras más representativas de este género?

R: Está muy bien. A mí y al resto de la banda nos gustan diferentes géneros, pero el punk, por lo que nos tocó en nuestra adolescencia y lo que nos marcó en una etapa en concreto de nuestra vida significa muchísimo. Mucha gente no le da importancia a este tipo de movimiento y de música, pero para nosotros fue y es muy importante. Así que, que nos tengan como un grupo representativo del punk es un honor, una pasada.

P: ¿Qué se encuentra el público que acude a ver a Lendakaris Muertos?

R: Siguen encontrándose la misma premisa que hizo que creáramos el grupo. Diversión con un trasfondo de crítica social, pero sobretodo diversión y algo que echábamos de menos antes en la música que es la teatralidad, la interacción con el público. Muchas veces voy a ver un concierto de rock y a no ser que sea muy fan de la banda y me sepa todas las canciones termina aburriéndome. Porque no me gusta ver solo una banda tocando, me gusta que ofrezcan algo más. Por eso nosotros queríamos expresar algo más y eso es lo que se ve en nuestros conciertos. Pasarlo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *