Acudo al hotel Sercotel Coliseo de Bilbao para reunirme con Luis García Jambrina, (Zamora, 1960) profesor de Literatura Española en la Universidad de Salamanca y doctor en Filología Hispánica,  con motivo de la publicación de su nuevo libro “El manuscrito de fuego”.

Se trata del tercer volumen de una serie de novelas históricas y de suspense, protagonizado por Fernando de Rojas. El autor de “La Celestina” trata de descifrar este enigma histórico real: ¿Quién mató al único hombre que supo hacer reír y se atrevió a decir la verdad al emperador Carlos V?

Luis Gracia Jambrina
Foto: Mis detectives favorit@s

Se trata de la tercera novela que has escrito que se fundamenta en las aventuras de Fernando de Rojas. ¿Qué significado tiene el escritor para ti?

Lo escogí porque es uno de los escritores más enigmáticos de la literatura española y todo el mundo lo conoce aunque no haya leído la Celestina, pero sobre todo porque hay muchas cosas de él que llaman la atención y no se conocen. Es sorprendente que después de haber publicado la Celestina y del éxito que tuvo, no volviera a escribir nada de literatura, y esa razón me atrajo mucho y comencé a investigarlo. De hecho, al principio iba a escribir  un relato breve, pero poco a poco fue cogiendo forma y el personaje tiró de mí.

¿Qué diferencia esta obra a las dos anteriores?

En esta obra quería mostrar a un Fernando de Rojas totalmente distinto al de las dos novelas anteriores y que hiciera un poco de contraste. El personaje entorno al que gira la obra, Don Francés de Zúñiga muere en el 1532 y Rojas por ese año rondaba ya los sesenta años. Quería mostrar a un Rojas ya crepuscular y  con las facultades mermadas y creo que eso hace que el lector empatice con el personaje que ya conocía de antes. Además, cuando estaba escribiendo este libro vi una película titulada “Mr. Holmes” que  presenta a un Sherlock Holmes ya anciano y retirado pero que por una serie de circunstancias vuelve a interesarse por resolver un asesinato. Me pareció muy interesante ese enfoque del detective.

 

Considero algo bastante atípico que el protagonista de la obra sea el hombre de placer, ya que normalmente solemos verlo en un segundo plano…

Sí…en mis novelas históricas me gusta plantear precisamente esa inversión. Los personajes que  habitualmente están en un segundo plano ocupan el protagonismo porque tienen un punto de vista de la historia muy interesante, y en este caso con más motivo. Quería rescatar del olvido a este personaje que había quedado eclipsado por la época y la figura del emperador. Es un personaje histórico que dejó huella y sobre todo, llama mucho la atención ese final tan trágico… cómo una vida entorno a la comedia y la risa acaba de un modo tan desafortunado.

Lo importante de la novela es ir reconstruyendo la vida del personaje desde diferentes puntos de vista. Es un personaje del que se sabe muy poco y lo poco que se sabe muchas veces son leyendas o anécdotas que se le atribuyen y que indican lo popular que llegó a ser en su época, y es justo lo que he intentado hacer con este libro: separar la leyenda de lo que fue en la realidad. Pienso que muchas veces la realidad es más interesante todavía que la leyenda.

El escenario principal del libro es Salamanca, pero yo veo a la ciudad casi como un personaje más, ¿verdad?

Algunos llaman a  la trilogía “los manuscritos de Salamanca” porque las tres tienen ese elemento en común además del personaje, pero efectivamente, esa era la idea y una de las razones por las que pasó de ser una novela a una serie literaria. Quería que el lector visualizara bien cómo era la ciudad en esa época y quería que tuviese la sensación de estar paseando por sus calles. Además, dentro de lo que es la ciudad se aprecian diversos escenarios, desde la catedral, conventos y la universidad hasta tabernas y prostíbulos. A fin de cuentas, es lo interesante de la novela policíaca, al hilo de la investigación, el detective va recorriendo todos los lugares de la ciudad.

Foto: La historia de mis libros

 

¿En qué se parecen la España del siglo XVI que describes y la actual?

                Considero que sigue habiendo mucha de la intolerancia y la falta de libertad de expresión que, precisamente, estamos viviendo  esta misma semana. En aquella época, el bufón tenía la lengua un poco libre. Por oficio, podía decir esas cosas que quizás otros no se atrevían a decir o no eran capaces. Además lo hacían dentro del  ámbito de la corte, donde hay una escenificación del poder. Estamos hablando quizás de la época más intolerante de la historia de España y  por lo menos, había canales para esa libertad de expresión aunque fuera a condición de hacer reír y bajo la figura del loco.

Hoy, vivimos en una época aparentemente muy tolerante y con grandes canales de difusión y estamos viendo de una manera preocupante la limitación de la expresión, sobre todo de actos creativos. Nos gustarán o no, pero son obras de creación y eso debería ser intocable. En relación al humor que comentábamos, hay gente que recientemente ha sido condenada a la cárcel por contar un chiste. Si somos demócratas y modernos también tenemos que respetar, y más desde el ámbito de la creación.

El hecho de que la novela mezcle el género policíaco con el histórico puede despertar la atención del público juvenil. Desde tu punto de vista como profesor, ¿crees que puede impulsar el interés de los jóvenes por la historia, más allá de los libros de textos obligatorios?

Estoy convencido de ello, además tengo pruebas de ello. Lo que ha pasado con esta serie de novelas de Rojas es que, inicialmente, las plantee para todo tipo de lectores; desde personas que habitualmente no leen novelas hasta catedráticos, quería que todos encontraran algo en esta novela. Pero enseguida me encontré con unos lectores que no contaba, los estudiantes de secundaria, que creo que es justo en los que hace falta incentivar ese interés por la historia y por la literatura.

Y más cuando en esa etapa se estudia “La Celestina”…

Ahí quería llegar. Como bien has dicho se estudia, no se lee, y es una de las preocupaciones de los profesores de esa etapa. Hay ciertas obras clásicas, y esta es una de ellas, que cuentan con una resistencia muy grande por parte de los alumnos. Es una obra con mucho misterio, asesinato e intriga pero que sin embargo, tiene un lenguaje muy sublime y unas referencias que los estudiantes no llegan a entender. Por eso, con estas novelas de lo que he tratado ha sido de tender puentes para que se interesen por la historia en general y por la literatura en particular.

Nuestra redactora Paula Martín con Luis García Jambrina
Foto: Fuente de elaboración propia

La influencia de las redes sociales en la sociedad es más que evidente pero… ¿Te parece que tiene algo que ver en la pérdida por el interés de la riqueza léxica o por la cultura literaria?

Yo creo que en ese tipo de cosas no podemos focalizarnos en tan solo un aspecto, pero efectivamente este es uno de ellos. Internet en general, tiene muchos aspectos positivos y negativos; entre ellos puede ser la pérdida del léxico o el empobrecimiento del lenguaje. Pero no me gusta ponerme apocalíptico con estas cosas. Me preocupa más cómo instrumentos que aparentemente favorecen la difusión del conocimiento y la libertad se acaban convirtiendo en elementos de control.

¿Volveremos a ver a Rojas como protagonista?

De momento lo que se ha cerrado es una trilogía pero quiero cerrar el círculo. Están el manuscrito de piedra, hielo y fuego, me queda el manuscrito del aire que lo tengo ya un poco en la cabeza. La verdad es que tengo ganas de ponerme ya con ello.

Una Respuesta

  1. Sommertage

    Trato de imaginarme a Mónica Oltra disfrazada de fallera y creo que voy a tener pesadillas unos cuantos días seguidos. Si yo fuera valenciano, sería blaverista, reivindicaría el derecho a usar la lengua valenciana y sus particularidades fonéticas, gramaticales y léxicas sin pedir permiso a los imperialistas catalanes y, desde luego, si tuviera talento para escribir, lo haría en la lengua de los clásicos literarios y no en su adulteración afrancesada

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.