En la historia española del humor, durante años, varios artistas se han colado a través de la pequeña pantalla: Josema Yuste y Millán Salcedo con “Martes y Trece”,  César y Jorge Cadaval con “Los Morancos” o José Mota y Juan Muñoz con “Cruz y Raya”. Dentro de este último tándem hay un secundario que nos resulta muy familiar, Paco Collado (Madrid, 1957), el macarra, “Ricardo Boquerone” o el más aclamado en los últimos años “El Aberroncho”.

Han pasado 20 años desde su última vez actuando en la villa, desde que actuó en la extinta Sala Garden. Ahora regresa con un monólogo de hora y media donde habla de: <<Cine de terror que me encantan estas películas, “Los Otros”, “El Sexto Sentido”…Pero las gore no, esas son las que le gustan a Santiago Segura>> añade entre risas.

Le pregunto si es el suspense lo que le asusta, o el terror per sé …<<Mira, por ejemplo en el final de “La Escalera”, se ve como una tecla de piano se toca sola… pues da más miedo eso que un hachazo. Tú el hachazo te lo esperas, pero, ¿qué le sacas al que toca la tecla?” comenta con ahínco y su rasgada voz.

(Fuente: Pepucomag)

La entrevista pasa a convertirse en un intercambio de impresiones acerca de las películas de miedo, le menciono la aclamada “Veronica” de Paco Plaza y aquí cuenta una anécdota digna de Cuarto Milenio:

<<¡Coño! , ¡calla! , nosotros tenemos dos compañeros que son los que ponen las luces, se llaman Antonio y José Antonio al que llamamos “El Puma”, esto es verídico ¿eh?” se pone serio mientras eleva las cejas:

<<Estaban rodando en un Hospital antiguo en la parte de abajo, un domingo a las 12:30 del mediodía aproximadamente … resulta que aparece un niño muy blanco con ropa antigua, mientras estaban recogiendo las luces para subírselas ya, porque habían terminado… y dice el niño: “Perdonen, ¿dónde está la gente? Y ellos le responden que arriba, que ya habían acabado, acto seguido se lo comentan a la directora de casting: “Oye que hay un niño abajo, no sabemos si es de figuración o qué…”

Y dice la directora: “¿Pero qué niño? si no trabajamos con niños menos un domingo… además por aquí no puede pasar nadie…” bueno pues no se le vio más al niño…>>

Toma Iker apunta ésta.Volvemos a la entrevista tras este kitkat en la nave del misterio, y le pregunto por el maestro de ceremonias: José Mota:

<< Coincidí cuando yo estaba en la radio con un navarrico: Joaquín Luqui, que digamos fue mi mentor, como mi padre. Me insistía en ser actor, maravilloso el hombre>> lo cuenta de manera sentida, se percibe la estima que tiene al gran locutor del que se cumplen este mes 13 años de su fallecimiento . Como homenaje ese “Joaquineh” que grita El Aberroncho va por él:

<<Yo estaba haciendo prácticas de Don Juan Tenorío… tenía 17 años… y me dijo: “Van a venir unos chicos que se llaman “Cruz y Raya”, esto era en el 77, habían estado en Zaragoza y tal…

(Fuente: Pepucomag)

Después de la radio tomando algo con Juan (Muñoz), me dijo pues ya nos vemos… y me pasé a verlos en la sala Flamingo, de ahí pasaron a Caribiana (cerca de Plaza Colón) en Gran Vía y de ahí me presentó a Jose, que fue cuando les pasaron a TV>> comenta el humorista.

¿Humorista o actor? Le pregunto:

 <<Actor cómico, yo lo único serio que he hecho ha sido “El carro de heno o el inventor de la guillotina”, de Cela, que era una cosa seria con Tito García… es lo único. El Missisipi, Los Morancos, una cosa del Aberroncho para Disney, Torrente, Isi&Disi, Ja Me Maten… todo de humor>>

La creación de la bestia

Esos berridos, de un “hombre” encorvado y con una gorra digna de chanante, ¿de dónde surgen? :

<<En casa de José Mota, en su habitación, había tres camitas, así pequeñas y juntas como en Los Enanitos. Íbamos Juan, Jose y yo que por aquella época fumaba bastante, y por la noche, el Mota me mandaba a la ventana a fumar, de esto hace como 30 años, y nada ahí en la ventana ya empezaba: -berrido del Aberroncho-, y ellos se meaban, ¿pero qué es eso tío?, me decían, y nada seguimos con “Cruz y Raya” y ya cuando se separaron Jose me dijo que le pusiera un nombre y me animara a hacerlo>> explica Paco Collado sobre el origen de la bestia.

-¿Y Ricardo Boquerone?

<<Otra vez Mota me dice: ¿Oye Paco por qué no sacas otro personaje?

Y me puse a mirar y dije: “E un mundo difficile, momento intenso” y pensé: ¡Joder, Tonino Carotone!, es italiano, ahí con el bigotito tal… y ya me pongo a mirar en la ficha de él y…: ¡Antonio de la Cuesta, natural de Burgos… tócate los huevos! >> comenta exaltado.

-Llevas toda la vida de artista, ¿te imaginabas otra cosa?

<<No, mis amigos del barrio me decían: Se veía que venías para esto, y ahí empecé a hacer tonterías, contar chistes y mi madre desde el balcón: Ya está contando chistes…>>

Termina la entrevista, ese niño de 57 años va a actuar en unos minutos en el Bilborock con el aforo completo de una de las dos funciones. Más adelante pasará por Almería y Zaragoza hasta que le volvamos a ver en la pequeña pantalla berreando y haciendo la risa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.