Obras robadas, contrabando de arte, refugiados, emigrantes, cambios de identidades, ¿quién es quién?, preguntas sin respuesta, enemigos, amigos, nombres… ¿Qué harías si fueras un espía de la II Guerra Mundial y tuvieras que elegir entre sobrevivir o confiar en los demás?

Todos tus nombres es una novela que se ambienta en el verano de 1944. Se nos presenta a una joven de la resistencia belga, Monique de Bissy, que ha conseguido escapar de los alemanes y ha sido rescatada por la red Comète. Es acogida por Martín Inchauspe, un aristócrata bilbaíno sospechoso de traficar con obras de arte expoliado por los nazis. Estos dos personajes son las piezas clave de la novela con las que convergen el contrabando de arte y del armamento biológico promovido por los alemanes, los expolios, las atracciones y el descubrimiento de los verdaderos propósitos de cada uno. Siempre teniendo presente el objetivo de mantenerse a salvo a toda costa.

Fernando García Pañeda es un escritor bilbaíno licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto que actualmente es técnico en la Administración Pública Local.  Autor de diversos relatos cortos y trabajos poéticos, es colaborador del semanario Shalom de Estambul, escribiendo artículos en judeo-español en su suplemento cultural El Amenecer.

Fuente: La casa del libro

En esta novela aportas una cuantía de datos, nombres, fechas… Está claro que has llevado a cabo una labor de documentación y recopilación de datos muy extensa, ¿nos podrías contar un poco cómo fue?

La labor de documentación es importante pero se hace de manera muy grata. No es la primera vez que realizo una documentación extensa de este tipo. Hoy en día es bastante fácil recopilar información por las facilidades que nos da internet. Se puede acceder a mucha información de cuadros robados, que de forma impresa no sería posible debido a que hay muy poca cosa publicada o por lo menos de forma impresa. Si la labor se hubiera realizado en épocas anteriores hubiera supuesto un peregrinaje por bibliotecas incluso fuera de España, porque aquí no había prácticamente nada. En ese sentido ha sido costoso, pero grato.

¿Cuánto tiempo llevabas preparando el libro?

Casi dos años. Al no ser un escritor a tiempo completo, he estado bastante tiempo entre lo que es la propia labor de documentación, la escritura de la propia novela y la corrección posterior. No sé lo que hubiera supuesto trabajando a tiempo completo. Dedico todo el tiempo que puedo, pero por desgracia no puedo dedicar más tiempo.

¿Qué adjetivos o sustantivos atribuirías a la novela?

Blanco y negro. Es escritura blanca pero con brochazos de negro; por la época en la transcurre la novela, las situaciones que se ven abocadas los personajes… Una de las principales inspiraciones es aquellas películas clásicas de los años 40 que estaban rodadas en blanco y negro. Por otra parte, atribuiría “la nostalgia esperanzada” como estado de ánimo  de la novela.

¿En qué te inspiraste para llevar a cabo la trama?

El punto de partida fue un informe que se elaboró en los años 80 por una comisión parlamentaria en la que se investigó el posible paradero y el origen de muchas obras de arte saqueadas, que pasaron por España bien para quedarse aquí o como punto de tránsito hacia otros países de sudamérica o de norte america. Fue un tema que me sorprendió muchísimo y del que no tenía idea. Empecé a investigar más al respecto y como siempre, comencé a convertirlo todo en literatura. A partir de ahí, surgió la idea de crear una novela basada en ello. Una cosa lleva a otra y se van añadiendo tramas y subtramas pero el punto de partida fue ese. La mayor parte de los datos que se exponen son datos reales.

En el mundo de los espías, ¿que manda más el amor o el poder?

En el mundo de espías como tal, el poder es el que manda. La mayor parte de ellos están encuadrados en los servicios militares de inteligencia, se rigen por las órdenes que reciben y por las ansias de poder. En la novela hay personajes que se dedican al espionaje, pero de una forma altruista o accidental.

¿Qué cualidades destacarías como necesarias o útiles en los espías?

El acceso a la información en el que se basa su labor. Una persona que tenga muchas relaciones sociales en las altas esferas o en las actividades de tipo económico, político… Lo importante es eso, una persona que tenga acceso a  la información y con bastante sangre fría. Porque muchas veces tiene que hacer un doble juego o un juego de apariencias.

Fernando García Pañeda. Fuente: Libros que hay que leer

¿Has conocido a algún espía?

No me consta haberlo conocido. A lo mejor a lo largo de la vida me he encontrado con alguno que se dedica a ello. Aunque no lo sé, porque se supone que una de las condiciones es no saber que son espías.

¿Te has basado en alguien que conozcas para crear tus personajes?

Sí y no. Siempre escribo de lo que conozco y pienso que es la materia prima en la que se basa la escritura. En una persona en concreta no, pero sí en determinados rasgos que te llaman la atención de alguien. A los personajes reales también se les puede añadir un punto de imaginación. Normalmente los pasajes suelen ser mezclas de caracteres que puedan suponer compatibilidad y con ideas que llamen la atención. Personajes que sean un poco extraordinarios pero basados en cuestiones reales de lo que somos las personas.

¿Qué significa para ti el título de la novela (Todos tus nombres) o que querías transmitir con él?

Lo que transmite es ese juego de espejos (como lo llamó Javier Castillo), de identidades, de nombres…, que van bailando de unas fases de la novela a otras. Lo podemos ver con los dos personajes principales que llega un momento que ninguno sabe cuál es su nombre verdadero e incluso ellos mismos se lo preguntan.

¿Han pasado de moda los espías?

No y no pasarán de moda nunca. Existen desde el principio de los conflictos bélicos y me imagino que seguirán existiendo con distintas tecnologías, formas y fachadas.

Centrándonos en el tema del contrabando del arte, ¿crees que hoy en día sigue pasando en Siria, Egipto o Irak, lo que narras en tu novela? y ¿realmente somos conscientes de que está ocurriendo?

Sí que ocurren los saqueos y los contrabandos de arte. De hecho hay noticias fidedignas al respecto. En el caso de Siria no se sabe muy bien debido a la situación tan confusa que se está viviendo ahora. En guerras recientes como la de Irak, consta que ha habido auténticos saqueos de bibliotecas, de museos, de yacimientos arqueológicos, y con más oscurantismo que en épocas anteriores. Porque se sabe que ha habido robos y saqueos pero no de quienes han sido y de dónde han ido a parar todos esos tesoros. Por desgracia me imagino que seguirá ocurriendo.

De los personajes que narras, ¿con cuál te has sentido más identificado?

Mi personaje favorito es la protagonista femenina. Es la más entera de toda la novela, la más coherente, la que sigue una tendencia más lógica, más natural, la que menos agusto se siente en un momento dado a la hora de confundir su identidad, porque se ve abocada a ello, no por gusto. Es una persona muy fuerte, está basado un poco en la que fue la creadora de la Red Comète. Andrée De Jongh, mujer bajita de estatura, menuda y delgada. Sobrevivió a un campo de concentración, a privaciones y penurias. Tenía una fortaleza de caracter y espiritu admirables.

 

El tema del contrabando del arte, las dobles caras y sorpresa son temas que nos gustaría seguir desarrollando en nuestra charla. Hace unos meses surgió una noticia en cuestión con la colección Goudstikker. La familia sigue pleiteando con el gobierno holandés y con compradores de objetos de aquella colección que se vendieron de manera ilícita casi 80 años después de haber sido casi expropiado. Un marchante les compró la colección por menos de la quinta parte de su valor y bajo presión. Muchas de esas obras se perdieron en la nada y no se tiene ni la más remota idea de su paradero y muy poco porcentaje de ellas se han recuperado. Con este ejemplo, el escritor nos insta a reflexionar sobre si: “¿No es curioso que sigan coleando noticias de esa época y que no se sepa cuántas obras se llegaron a vender?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.