En la volátil escena de la industria musical española hay varias combinaciones que han de darse para entrar y mantenerse; tener una legión de fans, la más importante, sin demanda no hay oferta. Y hacerlo durante muchos años requiere de un esfuerzo constante. Pero cuando llevas 15 años se te pueden juntar las siguientes generaciones, -véase los hijos de- como le está pasando a Maldita Nerea.

El vocalista de la banda Jorge Ruiz(Murcia, 1975) nos recibe en una lluviosa tarde previa a las vacaciones de Semana Santa, llega a Bilbao con las puntas puestas de su Bailarina (2017) la que según él: <<Ha pasado una cosa, y es que ha bajado la media de edad y ha enganchado a un público nuevo, esto en el género pop es muy raro, en otros géneros no sé… “Bailarina” ha traído savia nueva, de hecho esta gira me ha hecho sentirme como en la primera de todas>> afirma el cantante.

Las “tortugas” formadas allá por 2007 por el título del disco han escoltado a Jorge Ruíz y a su banda allá por donde pisaban, curiosamente ese álbum que les catapultó al éxito fue autoproducido:

(Fuente: propia)

<<Sí, tienes delante al productor>> se ríe el vocalista, y explica la situación que vivieron: <<Es lo que tiene, cuando las cosas están difíciles, hay una cosa que tiene el cerebro y es que se agudiza el ingenio. Fue en 2009 cuando hicimos una reedición con Sony, y hasta 2010 no entramos en la radio, hasta entonces estaba vetada para nosotros cuando siempre he dicho que hago para canciones para la radio. Las canciones van en audio y ese formato es la casa de las canciones, estaba empeñado en que mi canción saliera en la radio, fueron 5 años de empeño>> comenta Ruíz.

A pesar de haber llegado a las cotas que se marcaron, pasaron por todos los vaivenes que se les presentaban gratuitamente; <<Lo veo como el comercio pequeño de ciudad que le plantan todas las cadenas multinacionales alrededor. Hemos pasado por las modas, Operación Triunfo, la crisis, cambios políticos… mantenemos esa estabilidad de las tortugas, con los mismos mensajes un poco evolucionados, nosotros venimos a decir: quiérete, no quiéreme>> resume el líder de Maldita Nerea.

Ese panorama que cambia ahora a una velocidad vertiginosa, cambios de modelo de producción musical, de promoción, de gira comparando con los años de sus inicios…

<< Nada, nada… es que el panorama de ahora no tiene nada que ver con el de hace un año, constantemente lo que estamos viviendo es histórico, se consume más música que nunca. La música es el código de todo, es lo más potente a nivel comunicativo, por eso a los niños les cantamos primero antes de hablarles. La música no es una optativa, está en un tu ADN, ha evolucionado mucho y en aquel momento estaba empezando Internet, nosotros fuimos uno de los primeros fenómenos virales…>> argumenta el cantante.

¿Y quién es esa bailarina, qué simboliza?, ese tema tan disco que sonó en la Vuelta Ciclista a España y que está en las radiofórmulas estatales: <<Es el lado femenino del cerebro, que tiene polaridades masculina y femenina. Sistemáticamente la femenina acaba siendo ignorada. El sentir tiene menos peso que el pensar… yo siempre he estado rodeado de mujeres, en las carreras, en familia… pero nunca había visto conocer una mujer desde el minuto 1. Es un homenaje al universo femenino nuestro. Yo vivo en el lado femenino. El universo femenino es la pausa, la escucha, la recepción…  lo que digo es que si no sacas a bailar la bailarina todo es mucho más complicado. El mercado está masculinizado, producir y producir, no sientes… si el mercado fuera más femenino sería mejor>> finaliza Jorge Ruíz.

La esencia de este álbum sigue la premisa de los anteriores, unas letras pegadizas, para radio como bien ha dicho Jorge, pero que tienen un significado más elaborado, de ahí la disyuntiva de si de Maldita Nerea es mainstream o no: <<Antes nos llamaban de festivales independientes, e incluso éramos un grupo de culto, después con las mismas canciones nos consideran mainstream. Lo que nosotros hacemos es bastante poco comercial, es filosofía, el pop habla de amor y desamor, pero la filosofía es la primera clase que se fuma uno (risas). Somos una rara avis>> resume el también profesor, y es que el murciano tiene en su haber el título de Magisterio en Lenguaje y Dicción, además de Logopedia (todo oficial Cristina), donde años atrás trabajó con niños hasta que su camino artístico le hizo separarlo: <<Lo de ser cantante es circunstancial, sobre todo en el mundo del pop es ir en dirección contraria>>.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.