En el primer sábado de una primavera que tan solo se refleja en el calendario, no en la meteorología, el grupo sevillano “Reincidentes”, fue capaz de evadir al público que asistió al Kafe Antzokia del temporal lluvioso del exterior. Vienen a presentar “Vergüenza”, su último álbum gracias al cual han conseguido llenar la sala de toda España.

Terrorismo” fue la canción con la dieron el pistoletazo de salida a un concierto que duro más de dos horas, mucho más de lo que gran parte de los grupos nos tienen acostumbrados. Con una puesta en escena rompedora (como siempre) y con todos los componentes del grupo sevillano vistiendo una camiseta negra consiguieron cautivar al público nada más empezar. El constante meneo de cabeza de casi todos los presentes (porque decir todos sería demasiado exagerar) al son de las canciones reflejaban la sintonía entre Reincidentes y los asistentes al Kafe Antzokia.

Fernando Madina / redaragon.com

Singles de todos los discos que han publicado desde el 1989 hasta este año llenaron las más de dos horas que mantuvieron a rebosar de gente las dos pistas de la sala: la de arriba y la que está a la altura del escenario. Las luces jugaron un papel fundamental a lo largo de todo el concierto, especialmente cuando tocaron la canción de “La Republicana”, que hicieron uso de los colores de la bandera.

Tras el ya más que mítico amago de haber acabado el concierto sin despedirse, haciendo que el público coree beste bat, Reincidentes dieron el final de espectáculo que todos deseaban y esperaban. “Aprendiendo a luchar” fue la canción con la que dieron por terminada a más de 120 minutos de música ininterrumpida con la que los asistentes disfrutaron como los niños que hacía tiempo dejaron de ser.

El Rock ‘n’ Roll de finales de los años 80, del 1989 concretamente, volvió este sábado a copar el Kafe Antzokia. En una época en la que todo parece pasar de moda, Reincidentes son capaces de aguantar el tirón y mantenerse en la cresta de la ola 29 años después. Puede que sea porque sus seguidores unos adictos al “Vicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *