Pablo Picasso es considerado uno de los artistas en la Historia del Arte que más bibliografía ha generado, una tendencia aún hoy activa. De hecho, el curso pasado Pepucomag publicó un artículo que advertía al lector sobre la última interpretación a escala mundial que se había acometido respecto a la pintura más emblemática del pintor malagueño (El Guernica) de la mano del profesor de la UPV/EHU Jesús María González de Zárate. Picasso saltó a la fama por ser el primero en componer y entender la pintura bajo los criterios del movimiento cubista. No obstante, probablemente este no hubiera podido desarrollar su arte de la forma tan sobresaliente como lo hizo sin la ayuda de su amigo y fiel compañero de taller Georges Braque, cuya obra tenemos el placer de contemplar en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Este pintor nacido en Argenteuil-sur-Seine fue el primer apoyo que Picasso recibió cuando decidió desarrollar una pintura innovadora que transgredió por completo la manera de pintar tradicional practicada desde Miguel Ángel. Braque admitió los postulados artísticos de Picasso sobre la fragmentación de la realidad en formas geométricas y la anulación de la prespectiva y juntos gestaron el sendero del movimiento cubista.

Home-Small-Georges-Braque-Naturaleza-Muerta-4824x3984-560x462

“Naturaleza muerta con mantel rojo” de Georges Braque, fechado en 1934 y visible en el itinerario planteado por el Guggenheim. Fuente: FUNDACIÓN GUGGENHEIM

Georges Braque - El portugu_s

“El portugués” (1911), una de las obras cubistas más famosas de Georges Braque. Fuente: ALLPAINTINGS.ORG

La gran retrospectiva que el museo citado organiza con motivo del 50º aniversario de la muerte del artista estará activa desde el 13 de junio hasta el 21 de septiembre de 2014, por lo que os animamos a que reservéis un día del verano para aprovechar esta oportunidad que la Fundación Guggenheim ofrece. En cualquier caso, no os asustéis en el caso de que en el itinerario os encontreís con obras que no casen con el cubismo, pues expondrán tanto la obra cubista como aquella menos conocida.

Al margen de George Braque, Bilbao está siendo escenario de exposición de otras manifestaciones artísticas circunscritas a la más pura vanguardia. Hablamos de las esculturas pertenecientes a Henry Moore que dinamizan las calles del conocido parque de doña Casilda Iturrizar, junto al Museo de Bellas Artes. Iniciativa coordinada desde la Obra Social “La Caixa” y el Ayuntamiento de Bilbao, se presentan siete esculturas de enormes dimensiones del maestro inglés, todo bajo el contexto del programa Arte en la calle, a través del cual la Obra Social “La Caixa” quiere aproximar el arte a las personas fuera del marco habitual de museos y salas de exposiciones.

henry_moore_05

“Óvalo con puntos”. Escultura de Henry Moore expuesta en Bilbao. 1960. Fuente: OBRA SOCIAL “LA CAIXA”

henry_moore_03

Otra de las esculturas exhibidas: “Gran figura de pie: filo de cuchillo”, datada en 1976. Fuente: OBRA SOCIAL “LA CAIXA”

La exposición callejera se inauguró el pasado 20 de mayo y permanecerá hasta el 17 de julio de este año. A quien le espante la visión renovadora de la escultura de Moore o no la comprenda al completo, aquí una pista: la aportación más interesante de Henry Moore al mundo del arte es su capacidad de concebir la escultura abstractamente y aplicar el lenguaje de la desocupación del espacio (el vacío) que posteriormente Jorge Oteiza tanto explotaría. Es, como Picasso, el padre de un nuevo lenguaje artístico: Picasso para el cubismo y Moore para la escultura “con huecos”.

Con todo lo dicho es evidente una oferta cultural muy atractiva en la capital vizcaína. Las dos comentadas se tornan en ocasiones excelentes para que el público mensure y aprecie de cerca la obra de estos dos famosos artistas del siglo pasado y para que valore y pierda el miedo al apasionante mundo de la vanguardia artística. Y todo ello en verano, momento idóneo para equilibrar el sol y la cultura.

* Imagen en portada: “Madre e hijo reclinados” de Henry Moore. Fuente: OBRA SOCIAL “LA CAIXA”

Exposición de Georges Braque: Museo Guggenheim de Bilbao. Organizado por la Fundación Guggenheim. Del 13 de junio hasta el 21 de septiembre de 2014. Precio: adultos 13 €, jubilados 7,50 €, estudiantes (< 26 años) 7,50 €, niños y Amigos de Museo gratis.

Exposición de Henry Moore: en el parque doña Casilda de Bilbao. Organizado por la Obra Social “La Caixa” y el Ayuntamiento de Bilbao. Del 20 de mayo hasta el 17 de julio de 2014. Precio: gratuito para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.